Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » Arte » Arquitectos » Ricardo Legorreta

Ricardo Legorreta

Ricardo Legorreta

Ricardo Legorreta fue un famoso arquitecto mexicano y prolífico diseñador de casas particulares, edificios públicos y otras obras en México y Estados Unidos

Vocabulario

Licenciatura: Degree
Fuente: Source
Delineante: Draftsman
Mingitorio: urinal
Legado: Legacy
Raíz: Root
Rescate: Rescue
Vano: Hollow
Contundencia: Forcefulness
Remodelación: Restructuring

Verbos

Cultivar: To cultivate
Establecer: To found
Defender: To defend, to protect
Estar en boga: To be in fashion
Caracterizar: To define

Ricardo Legorreta nació en la Ciudad de México en 1931. Se graduó en 1953 por la Universidad Nacional Autónoma de México con una licenciatura en Arquitectura. En su paso por la universidad Legorreta no solo adquirió un conocimiento arquitectónico y técnico académico, sino que cultivó un gran interés por la cultura mexicana, la música y el patrimonio histórico que siempre fue su principal fuente de inspiración. Durante su estancia en la universidad Legorreta trabajó como delineante. Él mismo cuenta una anécdota llena de humor y modestia sobre sus primeros pasos profesionales: “Como arquitecto no empecé con buen pie, uno de mis primeros diseños fue el de unos baños en los que coloqué los mingitorios a una altura tal que sólo eran accesibles para gigantes, o para gente normal subida a un banquito”.

Tras graduarse, Legorreta trabajó en el despacho de José Villagrán, prestigioso arquitecto mexicano, en Ciudad de México, convirtiéndose en socio en 1955. En 1960, Legorreta estableció su propio gabinete y en 1964 llegó a ser director de Legorreta Arquitectos en México D.F. Desde 1977 hasta su muerte el 30 de diciembre de 2011 ha estado a la cabeza de su gabinete de arquitectura, en el que trabajó junto a su hijo, que continúa con su legado, tanto en el diseño de edificios como de muebles y elementos decorativos.

Durante el período posterior a la II Guerra Mundial, se impuso en México un estilo internacional en la arquitectura, estilo que ignoraba completamente las raíces y las formas tradicionales de construcción mexicanas, que se caracterizan por el uso de gruesos muros que defienden la privacidad de sus inquilinos frente a la estética plagada de columnas que estaba en boga en esa época.

Legorreta, al que muchos están de acuerdo en hacerle responsable del “rescate” de la identidad arquitectónica mexicana durante este siglo, trajo de vuelta la "cultura de la pared" enfatizando la supremacía de los sólidos sobre los vanos, el uso del color para enmarcar el espacio construido, y la preferencia de los latinoamericanos por la salvaguarda de su espacio privado, Legorreta rediseñó una arquitectura de carácter localista, escapando de las técnicas de moda que triunfaban por entonces en muchas partes de México y en el sur de California.

La obra de Legorreta se caracteriza por el manejo de las proporciones creando espacios simples de colores intensos que muestran la potencia de los materiales y la contundencia de los elementos arquitectónicos. Ejemplos de sus trabajos son la serie de edificios para la cadena hotelera Camino Real o una importante cantidad de inmuebles para fábricas y oficinas a lo largo y ancho de todo México. También fue el responsable de la remodelación del zoo de Chapultepec, en el Distrito Federal. Se dio a conocer en el extranjero tras la realización de una residencia privada en Los Ángeles para el actor Ricardo Montalbán; esta fama internacional le llevó a diseñar y levantar la Catedral de Managua en 1994 o ser el responsable del pabellón de México en la Expo 2000 de Hannover.

Ricardo Legorreta recibió durante su vida una importante cantidad de premios y reconocimientos tanto a nivel estatal como internacional. Fue durante muchos años catedrático en la Universidad Nacional Autónoma de México, en la Universidad Iberoamericana, en Harvard (EE.UU.) y la UCLA (EE.UU.)

Usando sus propias palabras para intentar definir su “mexicanidad” arquitectónica y estética: “Es como los que ponen chile al sushi, que es japonés… Esto te hace preguntarte dónde radica lo mexicano. Lo mexicano no son las formas, los colores, sino cómo los usamos”.