Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Inicio » Cultura » Mexico » Arte » Arquitectos » Juan O’Gorman

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Juan O’Gorman

Juan O’Gorman

Juan O’Gorman. Información sobre el arquitecto mexicano Juan O'Gorman, autor de algunos de los primeros ejemplos de la arquitectura funcionalista en México.

Vocabulario

Primogénito: First-born son
Dibujo: Drawing
Pulquería: Mexican bar
De lleno: Fully
Fresco: fresco
Retablo: Reredos
Detallismo: Attention to detail
Ambientalmente: Environmentally
Preciosismo: Preciosity
Lienzo: Canvas

Verbos

Adherirse: To join
Alejarse: To distance
Regresar: To come back, to return
Integrar: To integrate
Destacar: To enhance

Primogénito de un matrimonio formado por un irlandés y una mexicana, Juan O’Gorman nació en México D.F. en 1905. Su padre, Cecil Crawford O’Gorman, era ingeniero y pintor. De él aprendió el joven Juan dibujo y pintura. Durante sus estudios de arquitectura empezó a crear murales, primero en bares y pulquerías y luego en emplazamientos públicos. Tras graduarse en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional de México, O’Gorman trabajó en los gabinetes de varios arquitectos.

O’Gorman se adhirió a una filosofía social progresista que acabó afectando tanto a sus escritos como a sus edificios. Bajo la influencia de Le Corbusier y otros modernistas europeos, O’Gorman creó algunos de los primeros ejemplos de la Arquitectura Funcionalista en México, como las 30 escuelas para la Secretaría de Educación Pública, entre 1932 y 1934. También diseñó la casa de sus amigos Diego Rivera y Frida Kahlo.

Tras la Segunda Guerra Mundial, O'Gorman había comenzado a alejarse de su filosofía arquitectónica original en favor de una arquitectura más regional. Desencantado con el funcionalismo, abandonó temporalmente la práctica de la arquitectura y se dedicó de lleno a la pintura mural. Buenos ejemplos de su arte son los murales que, sobre la historia de la aviación, pintó en la Terminal aérea del aeropuerto de Ciudad de México entre 1938-39.

Entre los años 1941 y 42, en la localidad de Pátzcuaro, pintó un fresco en la Biblioteca Gertrudis Bocanegra que lleva como título “Historia de Michoacán”, obra en la utiliza unas técnicas que más adelante volvería a tomar en, al menos, dos murales más, realizados en el Castillo de Chapultepec y que llevan los títulos de “Retablo de la Independencia” y “Retablo de la Revolución Mexicana”.

A principios de la década de los 50 O'Gorman regresó a la arquitectura. Inspirado en la obra de Frank Lloyd Wright y del catalán Antoni Gaudí, abogó por una forma de arquitectura orgánica. Un buen ejemplo de ello es el diseño y construcción de su propia residencia, al sur de México D.F. Integró las formas vernáculas y el detallismo con los arreglos estructurales y espaciales modernos para lograr una arquitectura cultural, social, y ambientalmente significativa.

El O’Gorman pintor es un artista cuidadoso y detallado, caracterizando sus obras por un preciosismo y acabado perfecto que a veces llegan a sobrepasar los límites del lienzo en el caballete y se proyectan en sus paisajes arquitectónicos. De su obra pictórica se han hecho varias clasificaciones que coinciden en destacar tres “géneros”: el paisaje, el retrato y lo que él mismo llamó alegorías. Entre sus pinturas sobre lienzo, destacan algunos títulos como “Consumatum”, de 1945, “Ciudad de México”, del 47, un sorprendente “Autorretrato múltiple” del 59 y “Ruinas de la torre de Babel”, de 1981. Esta última fue una de sus obras postreras ya que murió en México D.F. el 18 de enero de 1982.

La figura de O’Gorman continúa siendo un punto de referencia de la cultura mexicana. De ello es buena muestra la celebración del centenario de su nacimiento, en 2005, con la inauguración de una exposición en el Palacio de Bellas Artes de México D.F. bajo el título de “Juan O’Gorman, arquitecto” y la publicación conmemorativa “El arte artístico y el arte útil” sobre el arquitecto-pintor.