Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » España » Historia » La Moneda Española

La Moneda Española

Historia de la moneda en España. La divisa en España antes de la llegada del euro en 2002 pasó por el real, el escudo, y la peseta.

Vocabulario

Moneda: Currency
Monedas: Coins
Cara: Head (of the coin)
Cambio: Exchange
Siglo: Century
Mercado: Market
Oro: Gold
Plata: Silver
Dinero: Money
Por encima de: Above

Verbos

Adoptar: To adopt, to assume
Variar: To vary, to oscillate
Sustituír: To replace
Impulsar: To boost, to impulse
Caer: To fall, to declina, to sink

El euro se introdujo como moneda en España en 2002. La mayoría de los miembros de la Unión Europea adoptó esta nueva moneda para hacer más fácil el viajar entre países, siendo la moneda de España la misma que en la mayoría de los países de la UE. El euro es la moneda oficial de 16 (entre 27) estados miembros de la UE: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España y Estonia. El euro consiste en 7 billetes con valores de: 500 €, 200 €, 100 €, 50 €, 20 €, 10 € y 5 € y de 8 monedas con valores de: 2 €, 1 €, 0,50 €, 0,20 € , 0,10 €, 0,05 €, 0,02 € y 0,01 €. En la cara de denominación de la moneda, la imagen es la misma para todos los países europeos, pero la imagen de la otra cara de las monedas varía según el país de procedencia.

Historia de la Moneda Española

La historia de la moneda España antes del euro está formada por el real, el escudo, y la peseta. La mayoría de los cambios en el dinero español se produjeron debido a cambios conceptuales, cuando ciertas denominaciones de la antigua moneda empezaron a llamarse con palabras que más tarde se utilizarían para describir lo que se convertiría en la nueva unidad de cambio de España.

El real fue la moneda española durante varios siglos, desde mediados del siglo XIV hasta 1864, cuando el escudo lo sustituye en la economía española. El real fue introducido por el rey Pedro I de Castilla como moneda estandarizada con un valor de 3 maravedíes (moneda ibérica de oro y plata). Ocho reales equivalían a un peso de plata, o dólar, que se presentó como moneda española el mismo año. El dólar se utilizó en América y Asia y las monedas españolas de acuñación se hicieron populares durante este período en el comercio internacional y los mercados.

El escudo hacía referencia a dos diferentes tipos de denominaciones monetarias: plata y oro. El primer escudo español era una moneda de oro y fue introducido en 1566, y siguió acuñándose hasta 1833. El escudo de plata se utilizó desde 1864-1869 hasta que fue sustituido por la nueva moneda llamada peseta. Cada escudo equivalía a un cierto valor en reales, la moneda anterior de España.

Antes de que el euro se convirtiera en la moneda de España, el dinero aquí se llamaba pesetas. Las pesetas estuvieron en uso desde 1869 hasta la implantación del euro en 2002. La palabra peseta procede de la palabra peçeta, un diminutivo de la palabra Peça en catalán, que significa "un pedacito." En el siglo XV la palabra se refería a una moneda de plata y en la Edad Media, la palabra se usaba para describir el valor de dos reales (anterior moneda española). En un esfuerzo por unificar la moneda, se publicó un decreto en octubre de 1868, cuando España entró en la Unión Monetaria Latina estableciendo la peseta como moneda nacional con la intención de fortalecer la economía, los negocios y la promoción de un sistema financiero estable.

Economía Española

Cuando España fue aceptada en la UE, generó una mayor inversión extranjera y liberalización de los mercados en la economía española. España fue el principal beneficiario de los "fondos de armonización" de la UE, que prestaban apoyo a los países más pobres de la UE para la reducción de las disparidades económicas. Una serie de proyectos financiados por la UE durante este tiempo impulsaron la economía en España como, por ejemplo la construcción de aeropuertos, autopistas y líneas de ferrocarril de alta velocidad. Después de un pequeño descenso económico en la década de 1990, la economía española entró en un período de crecimiento.

La economía española era una de las 15 principales economías del mundo y estaba entre las 5 mejores economías europeas. La economía de España se mantuvo por encima de la media de crecimiento del PIB durante casi 15 años, pero comenzó a disminuir a finales de 2007. En el segundo trimestre de 2008, la economía en España había entrado en recesión (junto a la mayoría del mundo). La situación económica de España dio lugar a un descenso en el sector de la construcción, un exceso de oferta de viviendas, el consumo cayó y disminuyeron las exportaciones. En 2009, España tenía la tasa más alta de desempleo en la UE.

Los productos agrícolas más importantes de la economía española son: cereales, verdura, aceitunas, vino, uvas, remolacha azucarera, cítricos, carne de res, cerdo, aves de corral, productos lácteos y pescado.

Las industrias más importantes para la economía de España son: ropa y calzado, alimentos y bebidas, metales y manufacturas de metal, productos químicos, productos farmacéuticos, construcción naval, automoción, máquinas-herramientas, turismo, productos de arcilla y refractarios y equipos médicos.