Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » España » Historia » Las Glosas

Las Glosas

Las Glosas

Find out about the most famous Spanish manuscripts the glosses. Learn more about the Reichenau Glosses and the Santo Domingo de Silos Monastery.

Vocabulario

Glosa: gloss, note
Margen: margin
Párrafo: paragraph
Amanuense: scribe, amanuensis
Traducción: translation
Monasterio: monastery
Biblioteca: library
Empobrecido: impoverished
Variante: variant
Monje: monk

Verbos

Variar: to change
Caer: to fall
Transcribir: to transcribe
Darse cuenta: to realize
Mencionar: to mention

Las glosas son explicaciones de un texto, anotadas en los márgenes de éste o entre líneas, que aclaran el significado de dicho texto o lo traducen a otra lengua. Las glosas pueden variar en su longitud, siendo desde una única palabra que aclara otra hasta un párrafo que traduce o explica el texto original.

Durante la Edad Media, las glosas se usaron mucho para aclarar los textos escritos en latín. Muchos monjes amanueses glosaban los textos latinos que caían en sus manos para dar las pertinentes traducciones desde el latín, una lengua que se mantenía tan solo en los textos, a las incipientes lenguas romances. El ejemplo más claro son las Glosas Reichenau que explican la famosa Vulgata, traducción latina de la Biblia. Muchas de estas glosas han permitido el estudio de las lenguas romances, que estaban apareciendo en Europa a partir del latín vulgar; así como de otras lenguas, como el irlandés o el inglés antiguos.

Para todos los hispanohablantes, las glosas tienen una importancia especial. En 1911, un estudioso de la arquitectura mozárabe con la que está edificado el monasterio de San Millán de la Cogolla, en la Comunidad Autónoma de La Rioja, se dedicó a transcribir unas mil glosas del siglo XI, las conocidas como glosas emilianenses, que encontró en la biblioteca de dicho monasterio, y se las envió al estudioso de la lengua castellana D. Ramón Menéndez Pidal. En ese momento se dieron cuenta de la importancia que dichas glosas tenían, porque en ellas aparecían escritas las primeras palabras en lengua romance o en un latín ya muy empobrecido, en el que ya se aprecian las primeras evoluciones hacia otras lenguas.

En un principio se dio por buena la versión de que las glosas estaban escritas en un primitivo castellano, aunque hoy día casi todos los filólogos coinciden de que en realidad están escritas en un dialecto navarro-aragonés en su variante riojana.

De la misma época son otras glosas halladas en el monasterio de Santo Domingo de Silos, en la provincia de Burgos. Son las denominadas glosas silenses. Estas son 368 glosas manuscritas.

Algunos filólogos, entre ellos Ruiz Asencio, mencionan que ambas glosas fueron hechas por el mismo copista, aunque el manuscrito silense sería algo posterior al emilianense. Ruiz Asencio aporta pruebas como que el sistema de abreviaciones es el mismo en ambos textos.

Lo importante de estas glosas es que ya están escritas en una lengua que ya no es latín. Las glosas muestran que los monjes, los intelectuales de esa época, ya tenían problemas para comprender algunas estructuras latinas, de lo que se deduce que el pueblo ya lo había olvidado.

Además, y como menciona Menéndez Pidal, el copista nos muestra el habla real de la zona de La Rioja, que en aquella época era un lugar de paso y de mezcla de lenguas, debido a su situación en el Camino de Santiago entre Navarra, Aragón, País Vasco y Castilla, de ahí la mezcla de términos que las componen. El dialecto riojano agrupaba términos de los dialectos que lo rodeaban.