Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » España » Escritores españoles » Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno

Filósofo, poeta, novelista y dramaturgo, Miguel de Unamuno fue una de las figuras literarias más destacadas y principales filósofos españoles en la España de principios del siglo XX.

Vocabulario

Decano: Dean (academic)
Ensayo: Essay
Artículo: Opinion essay
Claustro universitario: University Assembly
Dramaturgo: Playwright
Novelista: Fiction writer
Filosofía y Letras: Liberal Arts, Humanities
Ansia: Desire, longing, lust
Partidario: Supporter
Volumen: Collection of poems or letters; also volume

Verbos


Exiliarse: Go into exile
Doctorarse: Get a PhD
Difundir: Spread
Persuadir: Persuade, convince
Derrocar: Ovethrow

Filósofo, poeta, novelista y dramaturgo, Miguel de Unamuno fue una de las figuras literarias más distinguidas y uno de los principales pensadores de la España de comienzos del XX. Unamuno formaba parte de la Generación del 98, un grupo intelectual de escritores y filósofos españoles que incluía a Antonio Machado, José Martínez Ruíz (Azorín), Pío Baroja, Ramón del Valle-Inclán, Ramiro de Maetzu y Angel Ganivet entre otros.

Miguel de Unamuno nació el 29 de septiembre de 1864 en la ciudad vasca de Bilbao. Su padre, Félix, murió cuando Unamuno tenía seis años y su madre, Salomé Jugo, lo crió en la más estricta observancia católica. Unamuno estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid y se doctoró en 1884. Posteriormente, volvió a Bilbao hasta 1891, cuando obtuvo la cátedra de Griego en la Universidad de Salamanca. En ese mismo año se casó con su novia de la infancia, Concepción Lizárraga, con la que tendrá diez hijos. En 1900, se convirtió en decano de la universidad.

Unamuno publicó una amplia variedad de ensayos metafísicos, políticos, religiosos y de viajes; más de diez novelas. El escritor español comenzó a escribir poesía a una edad avanzada, publicando su primer volumen, Poesías, en 1907, a los 43 años. Algunas de las obras más importantes de Miguel de Unamuno incluyen Del sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos (1913), Niebla (1914) y San Manuel Bueno, mártir (1930). En 1920, publicó el que hoy en día se considera su mejor poema: El Cristo de Velázquez, que refleja el ansia del poeta por definir un Cristo genuínamente español.

En 1923, los acontecimientos políticos cambiaron la vida de Unamuno. El 13 de septiembre, el general Miguel Primo de Rivera, dio con éxito un golpe militar en España que derrocó al gobierno parlamentario y se autoproclamó dictador. Miguel de Unamuno, así como otros intelectuales como Vicente Blasco Ibáñez, publicó unos artículos en los que criticaba al nuevo régimen. Como resultado, Unamuno fue retirado de su puesto público en la Universidad de Salamanca y forzado a vivir exiliado en Fuerteventura, una de las Islas Canarias,  y más tarde en París, con su familia. Miguel de Unamuno continuó publicando poesía durante su exilio y obtuvo el reconocimiento y el aplauso internacional.

Tras la caída la dictadura de Primo de Rivera en 1930, Unamuno volvió con notoriedad a su puesto en Salamanca. Tal como había hecho cuatro siglos antes Fray Luis de León, comenzó la clase con un “Decíamos ayer…”, como si nada hubiese sucedido. En 1931, España proclamó la Segunda República para la que Unamuno había sido candidato de un pequeño partido intelectual llamado Al Servicio de la República.

La efímera Segunda República terminó en 1936 cuando el general Franco participó en un golpe militar para derrocar el gobierno del Frente Popular. Estos acontecimientos condujeron en último término a la Guerra Civil Española entre nacionales (partidarios de Franco) y republicanos (partidarios de la Segunda República). A pesar de que Miguel de Unamuno se hallaba en territorio de los nacionales, se contuvo y siguió como decano de la Universidad de Salamanca durante varios meses.

En octubre de ese año, cuando un claustro universitario solemne fue usado para difundir propaganda política, Unamuno no pudo contenerse más y denunció en público y con indignación que el nuevo régimen solo poseía “la fuerza bruta” y “ni la razón ni el derecho” de su lado. El régimen retiró inmediatamente a Unamuno de su puesto de decano y lo puso bajo estricto arresto domiciliario. El gran escritor y filósofo español murió de un infarto cardiaco poco después en la Nochevieja de 1936.

"A veces quedarse callado equivale a mentir. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis, porque para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha”
Unamuno durante un enfrentamiento con el general Millán-Astray en la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936.