Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Inicio » Cultura » España » Lugares » Ciudades » Alicante

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Alicante

Alicante

Alicante se encuentra en la costa este española frente al mar y muy cerca de Valencia y Murcia, en lo que se conoce como la costa blanca.

En la costa este de la Península Ibérica, con Murcia y Valencia abrazándola y llevándola hasta el mar se encuentra Alicante, una provincia que tiene por capital la ciudad de su mismo nombre que hoy es sinónimo de playas, descanso, buen clima y confort.

Parece que los cartagineses crearon un asentamiento en la costa mediterránea que más tarde los griegos, en su búsqueda de puntos de comercio a lo largo y ancho del Mediterráneo, llamaron Λευκή Ακρα (Leuké Akra). Más adelante los romanos la denominaron Lucentum o Leukante, nombre que con la llegada de los árabes evolucionó a Al-laqant, que es el origen del nombre de la ciudad en valenciano: Alacant, que se castellanizó en Alicante. Este viaje cronológico sólo es un botón de muestra de la rica historia que la ciudad de Alicante atesora como uno de los centros más importantes, tanto históricamente como en la actualidad, del comercio y los intercambios de bienes y personas de la zona occidental del Mare Nostrum.

Alicante yace a orillas del Mediterráneo en una llanura rodeada de elevaciones, entre las que destaca el monte Benacantil (169 m.) que se ve coronado por el Castillo de Santa Bárbara, cuya mole forma parte fundamental de la silueta más conocida de la ciudad. Esta advocación a la santa tiene como origen la conmemoración de la fecha en la que la ciudad fue conquistada a los árabes por los cristianos bajo las órdenes del joven príncipe Alfonso, que más tarde sería conocido como Alfonso X El Sabio, el 4 de diciembre de 1248, día de Santa Bárbara.

Un elemento fundamental del paisaje alicantino son las numerosas y arenosas playas, la isla de Tabarca y los alrededores del Cabo de la Huerta, con calas íntimas y bellísimas. Además, el clima cálido, con una temperatura media anual de 180 y máximas que raramente superan los 350, hace que la ciudad haya sido el objetivo de multitud de visitantes a lo largo de la historia, tendencia que se mantiene hoy día, haciendo de Alicante uno de los lugares más atractivos para el turismo en la costa española. Un dato clarificador: podemos decir que Alicante tiene unos 37 días lluviosos por año de media, mientras que las horas de sol ascienden a más de 2.800 por año.

Ciudad costera de situación estratégica, Alicante ha recibido los beneficios que su ubicación comporta, como el crecimiento en población y prosperidad ya durante el siglo XV (centro de exportación de vino, frutos secos y esparto, entre otros), que llevó a Fernando el Católico a otorgarle el título de ciudad, y el carácter abierto y liberal de los alicantinos. También ha sufrido las consecuencias de todo ello con la presencia de epidemias, como el terrible cólera de 1854 en la que brilló la bonhomía de el Gobernador Civil Trino González de Quijano en cuyo honor se levantó el mausoleo donde descansa en la Plaza de Sta. Teresa. Ya en el siglo XX, los años 60 trajeron el comienzo de un desarrollo económico y demográfico que llega hasta hoy, en que Alicante es un importantísimo centro del sector de Servicios, sobre todo turístico, con una población de unos 335.000 habitantes en 2012. Pero no sólo de turistas vive Alicante: el puerto y la industria hacen que sea la quinta a nivel nacional en lo que se refiere a comercio tras Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla con industrias de aluminio, maquinaria y alimentación. Además, en la zona sur de la ciudad se encuentra la Ciudad de la Luz, un gran complejo cinematográfico donde se ruedan películas y series de televisión tanto nacionales como internacionales. La aclamada película de J. A. Bayona “Lo imposible” se filmó en gran parte en estos estudios.

Alicante es una perfecta ciudad para pasear, de parque en parque, de monumento en monumento, como en un inmenso juego de la oca: la Explanada de España, con sus 6 millones de teselas blancas, negras y rojas que dibujan un mar de olas entre cientos de palmeras, el parque de Canalejas, el de El Palmeral, el enorme parque de Lo Morant y el de la Ereta, que trepa por las faldas del monte Benacantil.

Una gran cantidad de monumentos históricos jalonan el recorrido del turista por Alicante, empezando por la Basílica de Sta. María al Monasterio de la Santa Faz, la Casa de la Asegurada (hoy sede del Museo de Arte Contemporáneo), el Palacio Gravina con el Museo de Bellas Artes, el Teatro Principal, el Castillo de Santa Bárbara, y muchos más.

¿Cuándo visitar esta fantástica ciudad? Cualquier momento es bueno, aunque aconsejamos aprovechar los días de la tercera semana de junio para disfrutar de las Hogueras de San Juan, probablemente la festividad más famosa de la ciudad. También es recomendable pasarse por Alicante el segundo jueves tras la Semana Santa para participar en la Romería de la Santa Faz, que reúne a más de 300.000 personas en su celebración, lo que la convierte en la segunda más importante de España en número de participantes, tras la del Rocío en Huelva.

Vocabulario

Asentamiento: Settlement
Botón de muestra: Example
Occidental: Western
Mole: Mass
Arenoso: Sandy
Cala: Cove
Bonhomía: Kindheartedness
Juego de la oca: Snakes and ladders (board game)
Tesela: Tile
Hoguera: Bonfire

Verbos

Atesorar: To treasure
Yacer: To lie
Ascender: To amount to
Rodar: To shoot
Jalonar: To mark