Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » España » Lugares » Parques » Altamira y Atapuerca

Altamira y Atapuerca

Cuevas de Altamira y Atapuerca

Las cuevas de Altamira y la sierra de Atapuerca son famosos sitios arqueológicos de España, ambos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Vocabulario

Emplazamiento: Location
Cueva: Cave, cavern
Pinturas rupestres: Cave paintings
Carbón: Coal, Charcoal
Ocre: Ocher
Manada: Herd
Descubrimiento: Discovery
Mandíbula: Jaw
Sima: Chasm, abyss
Herramienta: Tool, implement

Verbos

Proclamar: To proclaim, to herald
Componerse de: To consist of
Aprovechar: To take advantage of, to use
Acusar: To accuse
Hallar: To find, to discover

España no sólo es rica en cultura y tradición, sino también en historia humana. Algunos de los primeros habitantes humanos se encuentran en algunas regiones de España donde se han descubierto muchos emplazamientos arqueológicos. En particular, las cuevas de Altamira y Atapuerca son ejemplos excepcionales de la historia de la humanidad y de la tradición cultural que han ofrecido valiosos conocimientos científicos acerca de nuestro patrimonio humano. La UNESCO las proclamó, a ambas, Patrimonio de la Humanidad: Altamira en el 1985 y Atapuerca en el 2000.

Pinturas Rupestres de Altamira

Ubicada a 30 km al noroeste de Santander, cerca de la encantadora localidad de Santillana del Mar, en Cantabria, España, está la Cueva de Altamira, famosa por sus pinturas rupestres que representan la fauna silvestre y siluetas de manos humanas de la época del Paleolítico Superior.

La cueva se compone de diversas cámaras y pasajes cubiertos de pinturas. Las pinturas rupestres fueron creadas usando como materiales carbón, ocre o hematita. Un ejemplo de la capacidad artística humana de la época es el hecho de que incluso los contornos naturales de las paredes de las cuevas se aprovecharon para crear un efecto tridimensional. La parte más famosa de la cueva de Altamira es un techo policromado con una manada de bisontes, caballos, un gran ciervo y un jabalí. Los científicos utilizaron un método de datación con uranio-torio para estimar que las pinturas de Altamira son de hace entre 25.000 y 35.000 años, y probablemente se fueron pintando durante miles de años.

Hace aproximadamente 13.000 años, la entrada de la cueva fue cerrada por un desprendimiento de rocas. Este hecho hizo que se conservara el contenido de la cueva hasta su descubrimiento casual en 1879 por el arqueólogo Marcelino Sanz de Sautuola. Este arqueólogo diría que las pinturas de la cueva eran del Paleolítico. Sus declaraciones sobre la cueva de Altamira provocaron una gran polémica y burlas porque en ese tiempo se creía que el hombre prehistórico no era lo suficientemente inteligente para producir arte. La calidad artística suprema y el excepcional estado de conservación de las pinturas rupestres llevaron a que Sautuola fuese acusado de falsificación. En 1902 se encontraron otras pinturas rupestres prehistóricas en España, lo que obligó a la sociedad científica a reconocer públicamente su error.

En 1977, la cueva de Altamira se cerró al público debido a que las pinturas resultaban dañadas por el dióxido de carbono producido por los visitantes. Se abrieron de nuevo más tarde con un acceso limitado hasta que se completó una réplica de la cueva en el año 2001. La reproducción de la cueva de Altamira permite a los visitantes tener una vista más cómoda de las pinturas e incluso incluye algunas particularidades que no se pueden visitar en la cueva original.

Desde el descubrimiento de la cueva de Altamira se han encontrado en el norte de España otras cuevas similares, de menor importancia, que se incluyeron más tarde como parte del Sitio del Patrimonio Mundial de Altamira.

Cueva de Atapuerca – Sima de los huesos

La Sierra de Atapuerca se encuentra cerca de Burgos, España. Entre los cerros se descubrieron varias cuevas ricas en restos fósiles que datan de hasta hace alrededor de un millón de años. La cantidad excepcional de útiles y fósiles de los primeros habitantes humanos de Europa encontrados en Atapuerca ha dado información de un valor inigualable a la sociedad. En reconocimiento de esto la UNESCO declaró el sitio arqueológico de Atapuerca como Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

Las excavaciones en Atapuerca han permitido hallar numerosos fósiles de animales y herramientas, objetos de cerámica, pinturas rupestres, evidencias de canibalismo, así como un diente y un fragmento de mandíbula del primer homínido europeo occidental. Sin lugar a dudas el lugar más importante en Atapuerca es la Sima de los Huesos. Aquí, en la parte más profunda de un pozo, de hasta 13 m, se descubrieron 5.500 huesos humanos de al menos 350.000 años de antigüedad, 28 esqueletos de Homo Heidelbergensis, una especie de oso antiguo y una herramienta de corte de dos caras. Este  importante hallazgo sugiere antiguas prácticas funerarias.

Hoy en día, el sitio arqueológico de Atapuerca es un proyecto científico de gran prestigio que forma parte del patrimonio cultural mundial. La altísima calidad de la investigación ha producido numerosas publicaciones en revistas científicas que ponen los descubrimientos en un primer plano internacional y que son una prueba de la extraordinaria importancia de este sitio arqueológico único en España.