Learn Spanish in Spain

Estudiar Español en España

Inicio » Cultura » España » Sociedad » Fiestas » Entierro de la Sardina

Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

El Entierro de la Sardina

Carnaval en España

La fiesta española El Entierro de la Sardina en Madrid es una de las celebraciones más populares durante el Carnaval en España.

Febrero es el mes de Carnavales en España y en algunos países de Latinoamérica. Los españoles, a los que les encanta disfrazarse y buscar razones para una buena fiesta, celebran sus carnavales más famosos en Tenerife y Cádiz , mientras otras ciudades los celebran también acordes a sus tradiciones. El sentimiento festivo de los carnavales que se distribuyen por el territorio español termina el martes anterior al Miércoles de Ceniza, que es el último día antes de que empiecen los 40 días de ayuno y abstinencia Católicos conocidos como Cuaresma.

Carnaval en Madrid

En Madrid tiene lugar una ceremonia inusual llamada El Entierro de la Sardina. Un gran número de personas se reúnen para observar una tradición centenaria española de enterrar un pescado muerto. Esta popular manifestación fue capturada para la posteridad y la hizo famosa el pintor español Francisco de Goya en una pintura al óleo del mismo nombre “El Entierro de la Sardina,” fechada entre 1812 y 1819.

La ceremonia satírica simula una procesión funeraria de una sardina (real o falsa), que desfila solemnemente por las calles de la ciudad en un ataúd real o de cartón. Los hombres y las mujeres visten de luto con trajes típicos. Los hombres más atrevidos se disfrazan de viudas inconsolables. Las mujeres cubren sus cabezas con el velo tradicional español. La sardina es el símbolo de la temporada de carnaval (un periodo de libertinaje), mientras su entierro representa el fin del Carnaval y el comienzo del periodo de ayuno religioso. La gente llora sus sentimientos de tristeza por el final de la temporada festiva y el comienzo de la observancia religiosa.

La procesión la encabeza alguien que simula ser un fiscal público, y cuyo papel consiste en abrir las calles para permitir el paso de la procesión carnavalesca. Le sigue un cura falso, el monaguillo y la gente que se encarga de dirigir la carroza funeraria. La carroza de madera se adorna con palmas, flores y otras ofrendas con la sardina en su interior, como si fuera su coche fúnebre. Las viudas lo siguen confesando sus pecados al falso cura y lamentando la muerte de la sardina con llantos y gritos falsos. Alguien vestido de diablo intenta impedir el paso de la sardina para llevársela, pero un supuesto grupo de policías asusta al diablo y mantienen el orden entre la procesión. Cuando el carro de la sardina llega a su destino, se intensifica la euforia colectiva.

Origen de la Tradición

Hay dos diferentes historias que hablan de origen de esta tradición, aunque nadie parece saber cuál es la verdadera. La primera data del siglo XVII, cuando Carlos III, Rey de España, que quería celebrar el final de la fiesta con los plebeyos, ordeno que se hiciera una merienda campestre con sardinas y vino. Era un día caluroso, muy típico en esas fechas, y las sardinas comenzaron a oler muy mal debido al calor. La gente no soportaba el olor y se dieron cuenta de que la solución era enterrarlas. El rey consintió esto. La gente se puso a llorar porque no iban a tener comida gratis antes de que empezase el periodo de abstinencia.

La otra historia dice que en los años pasados cuando la Cuaresma se observaba por todos estrictamente, una raza de cerdo llamado “sardina” era enterrado el primer día del periodo santo, en representación de la carne que estaba prohibido comer durante la Cuaresma. Esta raza de cerdo se hizo popular.

Lo que sigue depende de la ciudad de celebración. Las ciudades que no están cerca del agua no entierran a la sardina, la queman en una cremación simbólica, similar a las Fallas Valencianas. En ciudades cercanas a ríos o al mar, la sardina se entierra o puede ser quemada también. sus cenizas se arrojan al mar, o se ponen en una barca que va a mar abierto, simbolizando la vuelta a casa de la sardina y el cierre de las fiestas de carnaval.

Vocabulario

Carnaval: carnaval
Sentimiento: feeling
Pescado: fish
Ataúd: coffin
Velo: veil
Cura: priest
Grito: Scream
Merienda campestre: pic-nic
Cerdo: pig
Ceniza: ash

Verbos

Empezar: to begin
Enterrar: to bury
Llorar: to cry, weep
Asustar: to scare
Oler: to smell