Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Argentina » Historia Argentina » Independencia Argentina

La Independencia de Argentina

Revolución e Independencia Argentina

La independencia argentina de España se conmemora cada año el día 9 de julio y celebra la revolución argentina y su declaración como país independiente.

Vocabulario

Conquista: conquest
Estuario: estuary
Virreinato: viceroyalty
Muchedumbre: croud
Cabildo: chapter
Criollo: creole
Pobreza: poverty
Bandera: flag
Derecho: right
Apoyo: support

Verbos

Comprender: To include
Convocar: To call, to summon
Deponer: To depose
Vencer: To overcome, to beat, to win
Enarbolar: To fly

Los inicios

Cuando los españoles llegaron al territorio argentino, a principios del siglo XVI, se encontraron con una población indígena de unos 330.000 habitantes que pertenecían a distintos grupos étnicos, muchos de ellos influidos por el imperio inca.

Tras la llegada de Colón y la conquista, el territorio americano se dividió en dos virreinatos o gobiernos que representaban directamente al rey español: el Virreinato de Nueva España (que comprendía las colonias españolas de Norteamérica y Centroamérica, Venezuela y Filipinas) y el Virreinato del Perú (que comprendía todo Sudamérica desde Panamá hasta la Patagonia, a excepción de Venezuela y de Brasil, este último pertenecía a la corona portuguesa. La capital de este virreinato estaba en Lima.

Debido a la producción ganadera y también al gran puerto comercial que ofrecía el estuario del Río de la Plata, esta región adquirió gran valor y autonomía. En 1776, motivado por la importancia económica y comerciar de las Provincias del Río de la Plata y también por los intentos de conquista de este momento por parte de brasileños, franceses e ingleses, Carlos III creó el Virreinato del Río de La Plata con capital en Buenos Aires, que incluía los actuales Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y parte de Brasil. El último virrey, Cisneros, renunció ante el descontento de la muchedumbre que se encontraba ante el Cabildo de Buenos Aires el 25 de mayo de 1810.

La Revolución de mayo

En 1810 las tensiones entre los criollos y los peninsulares (españoles recién llegados a América) por el control del comercio aumentaron. Con la excusa de la captura del rey español Fernando VII por Napoleón y la ocupación francesa de España, una serie de grupos revolucionarios convocó un cabildo con el deseo de discutir la cuestión.

Los días 22, 23 y 24 de mayo fueron muy agitados: muchos querían deponer al virrey Cisneros de su cargo y otros, más conciliadores, proponían formar una junta en la que participaran, además del virrey, vecinos de la ciudad de Buenos Aires. Cuando esto último se llevó a cabo hubo un gran descontento popular y el 25 de mayo una multitud se agolpó en las puertas de cabildo gritando: “El pueblo quiere saber de qué se trata”; esperaban la renuncia del virrey y la disolución de la junta. Esto finalmente ocurrió y se formó el Primer Gobierno Patrio Independiente de España. El 9 de julio de 1816 se declaró oficialmente la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata (que comprendían las actuales Argentina, Uruguay y parte de Bolivia) en un congreso reunido en Tucumán y se hizo efectiva en 1817, cuando las tropas del General San Martín vencieron definitivamente a los ejércitos españoles. El virreinato continuó en Paraguay y en el Alto Perú (actual Bolivia), lo que provocó constante enfrentamientos entre los realistas (partidarios del rey español) y los revolucionarios.

Próceres de la independencia

Manuel Belgrano

El 20 de junio de 1820 Manuel Belgrano murió en BB.AA. en la más absoluta pobreza. Solo un periódico de la ciudad publicó la noticia, aunque había sido una figura clave en el proceso independentista y había gastado todo su capital en la Revolución Argentina.

Años después, en 1938, se estableció que en el aniversario de su fallecimiento se celebraría en Argentina el día de la bandera, ya que fue Belgrano el primero en enarbolar la bandera argentina en Rosario, en 1812.

Manuel Belgrano fue un firme ideólogo de la Revolución de mayo, defendió la ciudad de Buenos Aires de los ataques de los ingleses en 1806 y 1807 y llegó a ser general de tropas que consiguieron la independencia bajo las órdenes del General San Martín. También fue un gran promotor del comercio, la cultura, el derecho y la educación en Argentina.

José San Martín

Fue un militar argentino cuyas campañas fueron decisivas para la independencia de Argentina, Chile y el Perú. Junto con Simón Bolívar es considerado uno de los libertadores más importantes de Suramérica de la colonización española. Nació en Argentina, en Yapeyú (provincia de Corrientes) y desde los cinco hasta los treinta y cuatro años vivió en España, donde inició su carrera militar luchando activamente contra las tropas napoleónicas, por lo que fue condecorado y recibió el grado de teniente coronel. En esta época contactó con grupos revolucionarios que buscaban la independencia americana y en 1812 se trasladó a Buenos Aires con el fin de colaborar en la emancipación del continente americano.

Tras la batalla de San Lorenzo, fue nombrado responsable del ejército del norte, siempre atacado por los realistas que se mantenían en Lima. San Martín diseñó un plan de liberación que consistía en atacar Lima por mar, para lo cual debía cruzar los Andes, lo que logró y venció a los realistas en Chile, logrando su independencia. Más tarde se dirigió a Lima donde, con el apoyo de los ejércitos locales, logró el exilio del virrey y la independencia del Perú.

Así, San Martín no es sólo un personaje importante para la independencia argentina, sino para todo el cono sur. En Argentina el 17 de agosto se celebra el Paso a la Inmortalidad de San Martín, en conmemoración del día de su muerte. Un monumental mausoleo que guarda los restos del General San Martín se venera en la Catedral de Buenos Aires.