Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Cuba » Sociedad » Cubanos Famosos » Fidel Castro

Fidel Castro

Fidel Castro

Fidel Castro. A pesar de la controversia en torno a su extenso imperio, Fidel Castro ha dejado una huella significativa en la historia de Cuba.

Vocabulario

Derecho: Law
Cuartel: Barracks
Partidario: Supporter
Apoyo: Support
Desilusionado: Disappointed
Temporal: Temporary
Capacitado: Prepared
Cruz: Cross
Poblado: Village
Huella: Trace

Verbos

Involucrarse: To be involved
Derrocar: To overthrow
Difundir: To spread
Huir: To escape
Levantar: To erect, to build

Fidel Alejandro Castro Ruz nació el 13 de agosto 1926 en Birán, al este de Cuba, y estudió Derecho en la Universidad de La Habana, donde empezó a interesarse por el mundo de la política. Después de graduarse en 1950, cuando Cuba estaba sufriendo una pobreza generalizada, Castro ofrecía representación legal a ciudadanos cubanos pobres, y también se involucró en movimientos que se oponían a las normas del dictador de aquel momento, Fulgencio Batista.

Como opositor firme del régimen de Fulgencio Batista, Castro se convirtió en un líder clave del movimiento de resistencia e hizo numerosos intentos de derrocar al gobierno cubano. Uno de estos intentos fue realizado por Castro y sus compañeros, entre ellos el Che Guevara, en los cuarteles del ejército en Santiago de Cuba en julio de 1953 y, como consecuencia, la lucha revolucionaria de Castro y sus partidarios llegó a ser conocida como el “movimiento del 26 de julio”. A pesar de una larga y dolorosa lucha con muchas bajas en el grupo de Castro, los revolucionarios siguieron una hábil táctica de combate guerrillero hasta finalmente conseguir la victoria sobre las fuerzas de Batista en enero de 1959. Castro marchó con sus tropas triunfalmente hacia la capital, La Habana, y pronto asumió el control del país. Después de su magnífica conquista, Castro comenzó a construir un estado comunista y durante los años sesenta y setenta dio todo su apoyo a los movimientos guerrilleros de izquierda en América Latina, con la esperanza de difundir las ideas comunistas a una escala más amplia.

Sin embargo, Castro pronto suspendió las libertades políticas y encarceló a todo crítico del nuevo sistema, convirtiéndose prácticamente en un dictador. También Cuba se alió estrechamente con la Unión Soviética, lo que implicó un posterior empeoramiento de la relación del país con los EE.UU. Muchos de los antiguos partidarios de Castro estaban desilusionados por la naturaleza represiva de su estado y huyeron del país, acusando a Castro de romper su promesa de construir un Estado democrático. Después de cuatro largas décadas en el poder y a causa de su mala salud, Castro traspasó las funciones presidenciales a su hermano, Raúl, en el 2006. A pesar de que estaba planificada como una entrega temporal de poderes, las complicaciones médicas sufridas por Fidel Castro llevaron a que finalmente anunciase en 2008 que ya no se sentía capacitado para volver a su puesto como Presidente de Cuba.

A pesar de su retirada de la escena pública, la presencia de Fidel Castro es todavía muy notoria y poderosa en Cuba. Los opositores exiliados en Miami han levantado un monumento en el parque Tamiami de Miami, EE.UU., con más de diez mil cruces blancas en un impresionante cuadrilátero que representan a las víctimas del régimen de Castro. Conocido como el Memorial de Cuba, este lugar se ha convertido en simbólico y es muy respetado entre los exiliados cubanos, ofreciendo un espectáculo impresionante para los visitantes. Por otra parte, en Cuba, el lugar donde Fidel Castro nació y pasó su infancia: el poblado de Birán, en la provincia oriental de Holguín, fue declarado oficialmente como monumento nacional en 2009. La antigua casa de Castro ha sido considerada como "un lugar simbólico de nuestra historia contemporánea" por los medios de comunicación cubanos.

A pesar de la controversia en torno a su extenso imperio, Fidel Castro ha dejado una huella significativa en la historia de Cuba y su legado vive en la nación. El conflicto entre las ambiciones comunistas de Castro, su valiente defensa de Cuba y su autoritaria permanencia en el poder, lo mantienen en el centro de atención con su polémico régimen.