Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Ecuador » Lugares en Ecuador » Ciudades Ecuatorianas » Quito

Quito

Quito

Quito en Ecuador. Aunque está situada a 20 kilómetros al sur de la línea ecuatorial, Quito disfruta de un clima primaveral durante todo el año.

Vocabulario

Cuenca: Basin, watershed
Próspero: Thriving
Primaveral: Spring-like
Asentamiento: Settlement
Precolombino: Pre-Columbian
Sede: Venue
Recorrido: Tour
Teleférico: Cable car
Vista: View
Colorida: Colorful

Verbos

Disfrutar: To enjoy
Sostener: To maintain
Extender: To extend
Reunir: To join together
Acentuar: to emphasize

Situada a 2.800 msnm (metros sobre el nivel del mar) en la vasta cuenca del río Guayllabamba en Ecuador y rodeada de poderosos picos volcánicos, Quito es la segunda capital más alta del mundo. Aunque está en segundo lugar tras la ciudad sureña de Guayaquil en términos de población, Quito ha mantenido el estatus de capital de Ecuador desde hace casi 200 años (1830) y sigue siendo un próspero centro de actividad política y cultural. Con su fascinante historia y la diversidad de su paisaje urbano, esta metrópolis latinoamericana, como era de esperar, sigue siendo uno de las favoritas para los turistas.

Aunque está situada a 20 kilómetros al sur de la línea ecuatorial, Quito en realidad disfruta de un clima primaveral durante todo el año debido a su gran altura y por lo tanto es ideal para realizar excursiones. A pesar del rápido crecimiento de número de comunidades multiculturales presentes en las capitales del mundo, los habitantes indígenas de Quito todavía constituyen una gran parte de los casi 2 millones de personas que viven en la capital ecuatoriana y se enorgullecen de llevar su ropa tradicional de brillantes colores y de hablar su lengua: el  Quechua.

La Capital de Ecuador

Desde el asentamiento indígena precolombino rural hasta la actividad frenética urbana de la ciudad de nuestros días, Quito tiene una historia extraordinariamente rica. Aunque existe una gran incertidumbre sobre la identidad y los movimientos de los fundadores de la ciudad, muchos arqueólogos sostienen que los Quitus, el nombre dado a estos habitantes indígenas y de quienes deriva el nombre de la moderna ciudad, residían en la cuenca del Guayllabamba hasta el siglo XV antes de la gran invasión inca y la posterior llegada de los españoles, que respectivamente decidieron que Quito sería el lugar perfecto para las actividades políticas y ceremoniales de su gran imperio y la capital de su territorio recientemente colonizado, los emperadores incas y los españoles lucharon duro para extender su poder sobre una extensa área de terreno. Sin embargo, con la obtención de la independencia en 1822, la función de Quito como ciudad se transformó una vez más siendo a la vez la capital de la recién declarada República de Ecuador en 1830 y la sede del gobierno, el Congreso y el Tribunal Supremo. Con una gran inversión en numerosos proyectos de infraestructura y con la construcción de edificios notables en los dos siglos siguientes, Quito pronto se convirtió en la ciudad arquitectónicamente diversa por lo que es reconocida en la actualidad.

La Mitad del Mundo

Sede de una gran variedad de interesantes museos, de  gran cantidad de magníficas iglesias y con uno de los centros históricos más grandes y mejor conservados de las Américas, Quito deja a sus visitantes mucho donde elegir cuando se trata de hacer turismo. Aunque resulta prácticamente imposible nombrar todas las atracciones de Quito, un recorrido por la "Ciudad Vieja", una visita a "La Mitad del Mundo" y un paseo en el teleférico son sólo algunas de las actividades turísticas más populares. La "Ciudad Vieja" reúne algunos de los lugares y edificios más antiguos y prestigiosos de Quito, como la Plaza de la Independencia, el Palacio Presidencial y la Catedral, que es la más antigua de toda América del Sur. Los turistas menos competentes en español pueden sentirse inseguros en cuanto a qué esperar al escuchar el nombre de “La Mitad del Mundo”. A sólo quince kilómetros al norte de Quito, el prominente monumento trapezoidal, como era de esperar, conmemora el hecho de que es el sitio oficial de la mitad del mundo, situado sobre la línea del ecuador y donde se puede poner un pie en el hemisferio norte y el otro en el hemisferio sur. Sin embargo, a pesar de este complejo ecuatorial que ofrece fantásticas vistas de los alrededores, los visitantes que deseen apreciar Quito desde la altura no deben perderse la oportunidad de hacer un viaje por el cielo en el "Teleférico" de la capital. Desde la perspectiva aérea de la, a veces inmaculadamente blanca, a veces colorida arquitectura colonial hasta los modernos edificios de oficinas de gran altura en el sur, la experiencia del teleférico de Quito acentúa perfectamente la enorme diversidad y la inmensidad del paisaje metropolitano de la capital y ofrece a los turistas amantes de la fotografía algunas panorámicas realmente espectaculares.