Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Guatemala » Lugares » Parques » Atitlán

Lago Atitlán

Atitlán

Lago Atitlán. El lago Atitlán de Guatemala es considerado con razón como uno de los lagos más bellos del mundo.

Vocabulario

Superficie: Area
Bendición: Blessing
Arco iris: Rainbow
Antepasados: Ancestors
Profundidad: Depth
Guatemalteco: Guatemalan
Huipil: Indian blouse
Esperanza: Hope
Joya de cuentas: Beaded jewelry
Sagrado: Holy

Verbos

Rodear: To surround
Hacer alarde de: To boast
Ejemplificar: To illustrate
Reflejar: To reflect
Atraer: To attract

Una suave extensión aparentemente interminable, rodeada por los majestuosos picos de tres volcanes de 3.000 metros de altura, el lago Atitlán de Guatemala es considerado con razón como uno de los lagos más bellos del mundo. Con una superficie de casi 20 kilómetros de largo por 10 de ancho, es la inmensidad de este lago de montaña lo que cautiva por completo a los visitantes cuando echan el primer vistazo a su brillante superficie azul. No simplemente espectacular en apariencia, los orígenes volcánicos del Atitlan igualmente nos llevan a admirar las maravillas geográficas del mundo natural. Formado hace ochenta y cinco mil años por una inmensa erupción, el lago Atitlán, con toda su actual belleza acuática, parece una bendición nacida de un fenómeno natural por lo demás extremadamente destructivo.

Comparable a un lienzo en blanco en el que un artista apasionado está dispuesto a hacer alarde de su talento creativo, el colosal lago Atitlán recibe a los amantes del deporte como un área prácticamente interminable de deportes acuáticos en los que pueden demostrar su destreza física. El Atitlán ofrece a los turistas una gran variedad de actividades acuáticas que van desde navegar en catamarán, practicar el esquí acuático, windsurf o kayak. Sin embargo, para aquellos que deseen explorar las tremendas profundidades del lago –el Atitlán es reconocido como el lago más profundo de América Central- el buceo es una obligación absoluta que nos ofrecerá la oportunidad de nadar entre cardúmenes en rápido movimiento, percas y peces luna, observar las escarpadas formaciones de roca volcánica y sentir las hirvientes aguas liberadas por la falla que está en el fondo del lago donde los buzos podrán apreciar la historia volcánica de este increíble lago guatemalteco.

Panajachel

Esparcidos a lo largo de las extensas costas del Atitlán, los numerosos asentamientos indígenas del lago ejemplifican la riqueza histórica y cultural de la nación guatemalteca. Los huipiles bellamente estampados que visten las mujeres Tz'utujil o los sombreros de las mujeres Kaqchikel son elementos del vestido tradicional de los habitantes locales que reflejan el orgullo de estos pueblos, unidos en su intento de continuar con sus costumbres ancestrales. Con la esperanza de presenciar tal espíritu de la comunidad desde hace mucho tiempo - , los visitantes Atitlán se sienten particularmente atraídos por la ciudad de Panajachel, de 800 años de antigüedad, que con algo más de 11.000 habitantes, de los cuales la mayoría son mayas Kaqchikel, es muy conocida entre los turistas por su mercado artesanal sabatino. La venta de todo, desde sombreros de ala ancha, hamacas con diseños coloridos o joyas hechas de cuentas, el mercado no sólo atrae a los visitantes gracias a los diseños multicolores de sus productos, sino también debido a su admiración por el talento necesario para crear este tipo de artesanías, hechas con enorme delicadeza. Si se siente intrigado por la cultura maya en esta montañosa región, un viaje monte arriba a La Cueva Maya ofrece a los visitantes una pequeña visión de las costumbres religiosas mayas, ya que incluso hoy en día es el lugar elegido para sus ceremonias sagradas.

Aunque es sólo una muestra de la belleza natural que se encuentra por toda Guatemala, el lago Atitlán es mucho más que un centro turístico, es la pieza central de una fascinante y antigua cultura.