Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Guatemala » Sociedad » Fiestas » Día de la Independencia

Día de la Independencia de Guatemala

Día de la Independencia de Guatemala

Día de la Independencia de Guatemala. Tras casi 300 años de dominio español, Guatemala celebra su Día de la Independencia anual con verdadera pasión latina.

Vocabulario

Innegable: Undeniable
Pacata: Timid, prudish
Silbato: Wistle
Poderoso: Powerful
Bandera: Flag
Gallardete: Pennant, streamer
Orgullo: Pride
Antorcha: Torch, lantern
Relevos: Relay
Fuegos artificiales: Fireworks

Verbos

Deleitarse: To delight
Cautivar: To captivate
Partir: To leave, to depart
Lucir: To wear, to flaunt
Rememorar: To remember

Después de casi 300 años de dominio colonial español (1523-1821), Guatemala, como era de esperar, y con razón, se deleita en la celebración de su día anual de la Independencia con verdadera pasión latinoamericana. Se celebra el 15 de septiembre, las fiestas en todo el país revelan el innegable patriotismo de una nación orgullosa de haber superado una historia tan turbulenta. Pequeña en tamaño Guatemala es semejante a su gigante vecino mexicano, pero sin duda no es tímida o pacata cuando se trata de celebraciones nacionales. Recibidos con un mar de banderas azules y blancas en cada esquina y sonido de silbatos, bandas de música y el himno nacional, los visitantes de Guatemala en el Día de la Independencia se encontrarán absolutamente cautivados por el contagioso ambiente de la fiesta.

Aunque técnicamente la fiesta es sólo de un día de duración, la preparación para las festividades de la independencia de Guatemala comienza mucho antes de la fecha fija del mes de septiembre. Los guatemaltecos patrióticos lucen los colores de su bandera nacional, los niños que ensayan intensamente para los inminentes desfiles de tambores y elaboran gallardetes que cuelgan de las escuelas son los lugares y sonidos típicos en las semanas previas al evento anual y contribuyen al creciente entusiasmo de la comunidad. Cuando el día tan esperado por fin llega, las calles de Guatemala cobran vida con vibrantes desfiles, melodiosa música de marimba y visiones espectaculares de los regios uniformes de los miembros de las bandas en procesión. Sin embargo, mientras que toda la comunidad tiene un papel que desempeñar en este día único de celebraciones son, sin duda, los niños de Guatemala quienes están en el centro de la atención y que, durante los múltiples desfiles de las escuelas, no sólo se convierten en una fuente de orgullo para sus padres sino que también logran capturar el corazón de los admirados turistas.

Igualmente respetados son los privilegiados relevistas portadores de la "Antorcha de la Independencia". La preservación de una tradición que se remonta a la noche antes del día histórico en sí mismo (14 de septiembre de 1821) en el que la heroína de la independencia, María Dolores Bedoya, corrió por las calles de Guatemala con una linterna como un símbolo de esperanza para el futuro liberado de la nación, hoy en día los participantes lo rememoran en la celebración de su independencia permanente. En un esfuerzo conjunto, los corredores de relevos, generalmente de edad escolar o universitaria, cubren una distancia de aproximadamente 350 kilómetros a través de los cinco países centroamericanos. Naturalmente, la extensa marcha de relevos crea una gran expectación entre los aficionados guatemaltecos que animan ruidosamente al ver la antorcha pasar por sus amados pueblos y aldeas.

Para finalizar los eventos del día, ningún festival sería lo mismo sin bailes entusiastas, deliciosa comida y fuegos artificiales. El Día de la Independencia de Guatemala sin duda no le defraudará en estas tres áreas. Bailar con los guatemaltecos en los numerosos ayuntamientos, disfrutar de las renombradas dobladas de Guatemala, tamales o plátanos fritos y maravillarse con un cielo iluminado por los destellos de colores de impresionantes fuegos artificiales. Es probable que usted no sea guatemalteco, pero esa no es razón para que no pueda participar en las festividades únicas de una nación honrada de estar celebrando 200 años de autonomía.

Imagen Amslerpix