Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » Lugares » Rutas » Bajío

El Bajío

Bajío

Bajío. Su paisaje agrícola ideal y su historia como centro de la industria de México lo convierte en una de las zonas más prósperas del país.

Vocabulario

Altitud, f: heigh
Próspero/a: thriving
Plata, f: silver
Puesto de poder, m: power post
Resentimiento, m: rancour
Cuna, f: birthplace
Paisaje, m: landscape
Tejado, m: roof
Apartado/a: off the beaten track
Ulterior: subsequent

Verbos

Desarrollar: to develop
Tener que ver con: to have to do with
Despertar: to begin
Llenar: to fill
Construir: to build

Bajío es una región de baja altitud (en relación con el resto del país) del centro de México, que se extiende desde Zacatecas, en el norte de Querétaro, hacia el sur, con los estados de Guanajuato y Aguascalientes en el medio. Su paisaje agrícola ideal y su historia como centro de la industria de México lo convierte en una de las zonas más prósperas del país, y una de las más seguras, también.

La Cuna de la Independencia de México

La región se desarrolló por primera vez bajo el dominio colonial español a partir del siglo XVI, y la primera fuente importante de comercio fue la extracción de plata. Cuando la minería comenzó a declinar, los gobernantes españoles volvieron su atención a otras industrias, sobre todo aquellas que tenían que ver con la agricultura. Las funciones y los puestos de poder más importantes del gobierno siempre fueron ocupados por españoles nacidos en España, lo que despertó el resentimiento de las clases bajas y la población indígena. Hubo numerosas rebeliones a cuenta de esos malos tratos, y la zona tiene una larga historia de revueltas populares, tanto es así que es popularmente conocida como La Cuna de la Independencia, en reconocimiento del papel que desempeñó en la ruptura de los lazos de México con España en el siglo XIX.

La región del Bajío en sí es tan amplia que abarca cuatro estados completos y partes de otros tres. La tierra es muy fértil, lo que significa que hay muchas granjas y ranchos en toda la zona, con varios cientos de kilómetros de desierto en el norte. Las ciudades más relevantes del norte son Zacatecas y San Luis Potosí, que son los primeros paisajes urbanos que se encuentran al acercarse a Bajío desde el norte. Ambas ciudades son grandes metrópolis y tienen su propia historia, sobre todo relacionada con las minas de plata. Al oeste se encuentra la ciudad de Aguascalientes, que actualmente es una importante zona industrial.

Más al sur se encuentra la ciudad de Guanajuato, una de las ciudades más interesantes y bellas de México. Es una ciudad universitaria que tiene una gran población estudiantil que la llena de un ambiente juvenil, y su arquitectura barroca no tiene rival. No lejos de Guanajuato está Dolores Hidalgo, el lugar exacto de donde surgió el Grito de la Independencia en 1810 de la garganta del líder independentista Miguel Hidalgo, considerado ahora como padre de la nación. La ciudad celebra este evento cada año con la Fiesta de Septiembre: un festival de diez días salpicado de eventos deportivos y culturales que termina con una recreación del Grito. Y un poco más al sur de Dolores encontramos la encantadora ciudad de San Miguel de Allende, un lugar popular entre los jubilados canadienses y estadounidenses, en su mayoría atraídos por sus edificios de tejados rojos y sus iglesias abovedadas. Tal es su popularidad que alrededor del 10% de su población nació en el extranjero, e incluso hay un Starbucks en la plaza principal.

Si usted está buscando un viaje más en sintonía con la naturaleza en lugar de los espacios urbanos, Sierra Gorda es probablemente lo que usted está buscando. Se trata de un lugar aislado y apartado, situado en una reserva natural del mismo nombre. Entre sus atractivos principales se encuentran las misiones de Sierra Gorda, cinco comunidades construidas durante la cristianización de México. Los edificios son notables por el esfuerzo combinado de los misioneros y de la población nativa para construirlos, mezclando formas artísticas europeas e indígenas.

Cuando se trata de celebraciones y fiestas, Bajío es una de las regiones más animadas y divertidas de México. Tal como era de esperar, la mayoría de ellas tienen algún tipo de connotación religiosa, como la Semana Santa, durante la cual se celebran procesiones para conmemorar la pasión y ulterior crucifixión de Jesús. A la mitad del verano, México tiene el Festival Folclórico Internacional, en el que están representados más de cincuenta países. Por último, las Posadas de Navidad son también un importante punto destacado en la temporada de vacaciones, durante la que se celebran conciertos en la mayoría de pueblos y ciudades, así como procesiones musicales, en los días previos al de Navidad.

Photo by Martha Silva