Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » Lugares » Rutas » Pirámides en México

Pirámides en México

Pirámide Maya

Las pirámides antiguas que se encuentran en muchas partes del mundo han intrigado a sus observadores durante siglos. Descubre las pirámides de México.

Vocabulario

Siglo, m: century
Mudo/a: mute
Mago, m: magician
Redondeado/a: rounded
Leyenda, f: legend
Escalón, m: step
Dirigente, f/m: ruler
Tesoro, m: treasure
Cima, f: top, Summit
Cableado, m: wiring

Verbos

Surgir: to appear
Coronar: to crown, to top
Destacar: to stand out
Deslizarse: to slide, to slither
Mantenerse: to keep
Plantear: to set out, to lay out

Las pirámides antiguas que se encuentran en muchas partes del mundo han intrigado a sus observadores durante siglos. China, Rusia, Guatemala, Egipto, México y muchos otros países tienen alguna de estas construcciones. En estos lugares han surgido, florecido y desaparecido civilizaciones con el fondo de la misteriosa y muda presencia de las pirámides que quedan, guardando lo secretos de un pasado ya olvidado. La siguiente es una breve presentación de algunas de las más famosas pirámides antiguas de México.

La Pirámide del Mago

La pirámide del mago en el conjunto arqueológico maya de Uxmal (en el estado de Yucatán) es una obra maestra maya de 35 metros de altura. Sus inusuales bordes redondeados, las cuatro caras vertiginosamente empinadas, las estructuras ricamente decoradas del templo que corona la pirámide y las ruinas de la ciudad que la rodean, hacen que visitar esta pirámide maya sea una experiencia única. La leyenda cuenta que un dios mago construyó la enorme estructura en una sola noche sin ayuda alguna. La evidencia arqueológica sugiere que en realidad la construcción comenzó en el siglo sexto, con estructuras adicionales añadidas a lo largo de los 400 años siguientes. Se cree que en ella se podían impartir clases en el arte de la curación, las matemáticas, la astronomía y la religión.

La Pirámide de Kukulkán

La pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá, también en el estado de Yucatán, demuestra el gran conocimiento que los antiguos mayas poseían en las ciencias astronómicas y las artes arquitectónicas. La suma de los 91 escalones de los cuatro lados de la pirámide es igual a 364. Sumando la plataforma superior como un escalón adicional hace que cada peldaño represente un día del año. Sólo se puede ser testigo del más notable secreto de la construcción el día del equinoccio de primavera o el equinoccio de otoño, cuando la cuidadosa orientación y diseño del edificio ofrece a los espectadores un ingenioso espectáculo de teatro de sombras: el sol de la tarde destaca un borde de la escalera en el lado sombreado de la pirámide que se conecta con una cabeza de serpiente tallada en la base de la escalera. A medida que el sol disminuye, su brillo en la piedra se parece a una serpiente que se deslizara por los escalones de la pirámide.

El Templo de las Inscripciones

El templo de las Inscripciones en Palenque (Chiapas) se encuentra situado en la selva del sur de México, entre el denso follaje verde, los maravillosos sonidos de la vida silvestre y los ríos en cascada. Esta pirámide Maya alberga la cripta funeraria del dirigente maya Hanab-Pakal. La cripta, junto a los restos del gobernante y los tesoros funerarios fueron descubiertos en 1948 en la parte inferior de una larga escalera secreta. Las cámaras interiores exhiben glifos que registran el linaje ancestral del personaje.

La Pirámide del Sol

Los aztecas descubrieron las ruinas abandonadas de la ciudad de Teotihuacán alrededor del siglo XIII. Quedaron los aztecas tan impresionados por el diseño aparentemente divino de los monumentos dejados por los antiguos desconocidos que dieron al lugar un nombre, Teotihuacán, que significa "lugar de los dioses". Aquí, a sólo 50 kilómetros de Ciudad de México, se encuentra la pirámide del sol, la tercera mayor pirámide del mundo. Miles de visitantes acuden al lugar cada año, especialmente en el equinoccio de primavera, para subir a la cima de la pirámide. Muchos creen que la estructura canaliza una energía especial del sol el día del equinoccio, y que esto tiene un efecto energético positivo en las personas.

El Templo Mayor

Los visitantes pueden ver lo que queda de las ruinas del gran templo mayor Azteca en Ciudad de México. En 1521, los conquistadores españoles al mando de Hernán Cortés destruyeron la mayor parte de ella, junto con la mayor parte de la floreciente ciudad de Tenochtitlán, la capital del imperio azteca. Entonces construyeron la ciudad colonial española de México en lo alto de la ciudad destruida. Los restos del templo mayor se mantuvieron ocultos durante siglos hasta que los trabajadores de la compañía telefónica los descubrieron accidentalmente en 1978, durante la realización de trabajos de cableado subterráneo.

Estas pirámides de presencia imponente ofrecen pistas curiosas y plantean interrogantes sobre el mundo antiguo. ¿Por qué tantas generaciones y civilizaciones diferentes construyeron estas estructuras? Algunos observadores insisten en que las intrigantes semejanzas estructurales de las pirámides de Egipto y México, como su alineamiento astronómico, demuestran el uso de una avanzada técnica en la realización de los edificios, uso que conecta civilizaciones distantes. Tendrá que visitar las pirámides por sí mismo para descubrir el atractivo universal de la historia de estos impresionantes monumentos.