Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » La Sociedad Mexicana » Fiestas » Semana Santa

Semana Santa en México

Fiestas Mexicanas

Semana Santa en México. Junto a las tradiciones de la Navidad en México, la Semana Santa es la fiesta religiosa más intensamente celebrada en México.

Vocabulario

Domingo de Ramos, m: Palm Sunday
Domingo de Pascua, m: Easter Sunday
Fe, f: Faith
Cuaresma: Lent
Ayuno, m: Fasting
Barrio, m: Neighbourhood
Espinoso/a: Thorny
Misa, f: Mass
Quema, f: Burning
Vacaciones, f.pl.: Holidays

Verbos

Remontarse: To date back
Participar: To take part
Encabezar: To lead
Revivir: To rekindle
Flagelarse: To scourge oneself
Estallar: To blow out

Cada día de la Semana Santa en México, desde el Domingo de Ramoshasta el Domingo de Pascua, ofrece diferentes tradiciones de todo el país, incluyendo las reuniones especiales para las misas, procesiones y representaciones que conmemoran la historia de la pasión, crucifixión y resurrección de Jesús. Las tradiciones de las recreaciones bíblicas se remontan a la época de la conquista española, cuando los españoles llevaban a cabo presentaciones de la Biblia para introducir y promover la fe cristiana con la esperanza de convertir a los pueblos indígenas de México. Otras características de las celebraciones de Semana Santa en México vienen de las tradiciones indígenas precolombinas. Junto a las tradiciones de la Navidad en México, la Semana Santa es la fiesta religiosa más ampliamente e intensamente celebrada en México.

La Semana Santa se celebra al final de la Cuaresma, un período de 40 días durante el que los cristianos participan tradicionalmente en un ritual de ayuno y renuncia a algunos lujos como un acto de penitencia. El Domingo de Ramos, el primer día de la Semana Santa, la gente en los pueblos y ciudades a través de México lleva hojas de palma tejidas en forma de cruz por artesanos con diseños intrincados como un grupo que representa a Jesús y a sus discípulos encabezando una procesión que rinde homenaje a la entrada de Jesús en Jerusalén como describe la Biblia.

Las tradiciones procesionales en México durante estas dos semanas varían mucho de una ciudad a otra, recibiendo cantidades variables de atención y visitantes. Alrededor de dos millones de personas se reúnen cada año en el barrio de Iztapalapa, en Ciudad de México, para asistir a la procesión más famosa de México, que es uno de los mayores eventos culturales anuales en el mundo, donde los miembros de la comunidad local se preparan con meses de anticipación para participar en una procesión que recrea y revive la pasión de Cristo con un  elaborado vestuario y gran energía dramática. La pequeña ciudad de Taxco, cerca de Ciudad de México, también celebra procesiones bien conocidas en los que algunos de los participantes se flagelan, otros cargan enormes fardos de caña espinosa en la espalda y otros llevan en sus hombros pesadas cruces por las calles de la vieja ciudad colonial minera. Aquí, como en muchos lugares, el Jueves Santo se realizan representaciones de la última cena. En otras ciudades como San Miguel de Allende, la gente del pueblo y cientos de visitantes se convierten ellos mismos en la atracción cuando participan en la "procesión del silencio". Una atmósfera seria está muy presente en estas actividades durante las cuales espectadores y participantes reflexionan sobre la delación y crucifixión de Jesús.

Las celebraciones del Domingo de Pascua echan a un lado el solemne estado de ánimo presente a lo largo de los días previos a este día, que es el último día de la Semana Santa en el que los cristianos celebran la resurrección milagrosa de Jesús de entre los muertos. Este día, después de asistir a misa, la gente disfruta de música, baile y diversión. Un evento que simboliza la quema de Judas es una de las muchas actividades populares que se celebran este día, cuando algunas figuras de papel maché diseñadas para representar a Judas Iscariote, al diablo e incluso a figuras políticas actuales asociadas con el mal cuelgan por encima de las cabezas de las multitudes ansiosas, se incendian y estallan en mil pedazos.

Si va a ser testigo de estas celebraciones mexicanas por sí mismo, tenga en cuenta que debería organizar su viaje con anticipación. Las escuelas cierran generalmente durante las dos semanas y la mayoría de los trabajadores tienen tiempo libre, por lo que los viajeros pueden encontrarse con  complicaciones durante estos días festivos en México ya que el alojamiento y los servicios de transporte están reservados por los mexicanos que están de vacaciones. Las carreteras también están muy congestionadas. Las festividades de Semana Santa en México son algo digno de ver, sin embargo, y ofrecen una representación real, que sólo se vive una vez al año, de la cultura y la historia de México.