Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » La Sociedad Mexicana » Fiestas » Voladores de Papantla

Los Voladores de Papantla

Voladores de Papantla

Los Voladores de Papantla. La UNESCO colocó la ceremonia en su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial, lo que obliga a México a preservar la ceremonia.

Vocabulario

Volador, m: Flyer
Poste, m: Pole
Pluma, f: Feather
Semejanza, f: Similarity
Peligro, m: Danger
Cima, f: Top
Sombrero, m: Hat
Arco iris, m: Rainbow
Mito, m: Myth
Diversión, f: Fun

Verbos

Enrollar: To roll up
Surcar: To plough through
Establecer: To found
Anudar: To knot
Aterrizar: To land

La danza de los voladores es una ceremonia de Mesoamérica en el que cinco participantes suben a la parte superior de un poste de 10 metros y luego, suspendidos por cuerdas enrolladas alrededor de la parte superior del poste, cuatro de ellos vuelan por el aire cabeza abajo y giran mientras bajan hacia el suelo. El quinto danzante permanece en la parte superior del poste tocando un tambor y una flauta. Los voladores llevan trajes de colores brillantes que hace resaltar su danza (los trajes de los voladores originalmente estaban decorados con plumas). También adoptan poses elegantes en pleno vuelo mientras giran alrededor del poste recordando a los observadores a un pájaro colorido que surca los cielos. La semejanza no es una coincidencia; los antiguos orígenes del ritual se basan en mitos de la creación maya que se centran en la figura de una deidad ave.

Hoy en día, el legado de este ritual espectacular se mantiene vivo gracias grupos de voladores de algunas partes de México y Guatemala, en particular los de Papantla, una región en el norte del estado mexicano de Veracruz. La UNESCO colocó la ceremonia de los Voladores de Papantla en su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial en 2009, una lista que obliga a México a preservar y promover la ceremonia. Con este fin, se estableció una escuela para niños voladores en el Parque Takilhsukut, donde hasta 100 niños reciben instrucción formal sobre los puntos más sutiles de la ceremonia de volar. De acuerdo con las tradiciones de los pueblos totonacas (el pueblo que más se asocia con la danza), los voladores deben pasar de 10 a 12 años preparándose antes de poder participar en el evento. El peligro está claramente presente, donde cuerdas mal anudadas y otros tipos de preparaciones inadecuadas han causado accidentes mortales. Los participantes suben al poste sin cuerdas de seguridad de ningún tipo y el músico permanece desatado durante todo el evento que lo hace girar en la cima del poste en una pequeña plataforma de madera.

Voladores de todas las edades participan en el evento; incluso se ha visto a voladores de 70 años. Aunque la tradición totonaca prohíbe estrictamente la participación de las mujeres, estas, sin embargo, han volado sobre todo en las versiones de la ceremonia que tienen lugar en el estado de Puebla.

El simbolismo mitológico hace apariciones en casi todos los aspectos de la tradicional danza de los voladores. Los cuatro voladores, en representación de los cuatro puntos cardinales y de los elementos: aire, agua, tierra y fuego, hacen 13 rotaciones aéreas antes de aterrizar. Cuatro multiplicado por 13 es igual a 52, el número de semanas que componen un ciclo solar, o un año según el calendario maya. Los voladores llevan un sombrero con una cresta multicolor que se asemeja a plumas de aves. Dos prendas semicirculares drapeadas en diagonal sobre los hombros simbolizan las alas. Del traje cuelgan cintas largas y se podría pensar que representan un arco iris cuando ondean por el aire. El ritual en sí se cree que tiene su origen en una petición especial a los dioses de la lluvia durante una sequía.

El antiguo ritual puede sorprender a los espectadores mal informados que lo presencian por primera vez como un truco acrobático temerario realizado simplemente para alegrar la vista de los espectadores atónitos. Algunos observadores que esperan preservar la integridad de este ritual espiritual que recuerda los mitos mayas de la creación, han expresado una creciente preocupación de que la ceremonia se esté convirtiendo en poco más que un espectáculo comercial para la diversión de los turistas. Se estima que hay unos 600 voladores profesionales en México. En el exterior del Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México se realiza regularmente la Danza de los Voladores y también en destinos vacacionales de playa como Puerto Vallarta y la Riviera Maya. Este espectacular evento probablemente seguirá atrayendo a multitudes siempre intrigadas en tanto en cuanto los voladores mantengan viva esta tradición de altos vuelos.