Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » La Sociedad Mexicana » Comida » Tequila

Tequila

Tequila

Tequila. Era en las proximidades de la ciudad de Tequila que ha sido el centro tradicional de la producción de esta bebida mexicana.

México es famoso por su tequila. Esta bebida espiritosa se bebe en todo el mundo y de ella existen muchos tipos y marcas diferentes. Está hecha de una planta, el agave azul, que crece en el norte de México. Sin embargo, esta bebida debe su nombre a la ciudad de Tequila porque tradicionalmente era en las proximidades de esta ciudad que ha sido el centro tradicional de la producción de este licor.

El sabor del tequila puede cambiar significativamente dependiendo cómo se hace y también, en gran parte, a que la planta de agave azul tiene un sabor diferente dependiendo de donde se cultiva. Las plantas de tequila que se cultivan en la altura de las montañas producen agaves que son un tanto más grandes en tamaño y un poco más dulces que las que se cultivan a menor altitud. El sabor, empero, también cambia dependiendo del proceso de producción.

El tequila mixto se produce añadiendo azúcar, mientras que el tequila 100% de agave no contiene azúcar y por lo tanto tiene un sabor más fuerte. Ambos tipos de tequila pueden o bien beberse solos, directamente tras el proceso de destilación, o después de haber envejecido en barricas. Esta etapa del proceso afecta de manera decisiva el sabor del tequila. Se pueden utilizar diferentes tipos de toneles y la madera de la que estén hechos afectará el sabor del mismo.

Se pueden utilizar diferentes tipos de toneles, con el roble como el material preferido. La mayoría de los barriles provienen de los EE.UU., Francia y Canadá, con muchos procedentes de otros destiladores como Jack Daniels. A menudo se utilizan barriles nuevos en la producción de reposados, pero antes de llenarlos se habrá carbonizado el interior para añadirle un sabor a humo. Dependiendo del tequila, puede envejecer durante unos meses o muchos años.

Con toda esta variedad hay un sistema que clasifica cada tequila de acuerdo con su proceso de producción y el envejecimiento.

Curiosamente, el tequila sólo puede producirse legalmente en ciertas áreas de México. Se puede hacer en la totalidad de Jalisco y en algunas partes de Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas. México ha hecho un gran esfuerzo para proteger la producción de Tequila a través de acuerdos internacionales y una NOM interna (Norma Oficial Mexicana) que crea una Denominación de Origen que implica que el licor llamado Tequila sólo puede venir de las zonas que han sido establecidas por el gobierno como áreas certificadas de cultivo del agave.

Historia del Tequila

El tequila se produce actualmente por destilación, un proceso iniciado por los españoles. Sin embargo, los nativos ya estaban familiarizados con la planta de agave y sus usos. Ellos fermentaban su savia para producir Octli o pulque, un alcohol que todavía se produce en algunas partes de México. Hoy en día se está intentando revitalizar y popularizar esta bebida de nuevo.

La primera producción en masa de tequila se realizó alrededor de 1600 de la mano de Don Pedro Sánchez de Tagle, marqués de Altamira, tras ver a los soldados españoles que destilaban el pulque en un esfuerzo por reemplazar sus exhaustas reservas de aguardiente. El primero que lo exportó a los Estados Unidos fue Don Cenobio Sauza bajo la marca Tequila Sauza. El nieto de Sauza comenzó a insistir en que el tequila verdadero tenía que venir de los lugares donde se cultivan los agaves, lo que significaba que tenía que venir de México y más específicamente del estado de Jalisco.

La popularidad del tequila ha crecido desde la década de los 90. Algunas de las marcas de tequila más famosas, tequila Sauza y el Tesoro fueron compradas por la empresa estadounidense Beam Inc.

Hoy en día muchas marcas de tequila son propiedad de empresas internacionales, aunque hay algunas que siguen siendo un negocio familiar puramente mexicano.