Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Mexico » La Sociedad Mexicana » Gente » Pancho Villa

Pancho Villa

Pancho Villa

Pancho Villa. Los mexicanos de hoy lo recuerdan como un protagonista de la revolución y su nombre sigue cosechando un respeto considerable en todo el país.

Vocabulario

papel: role
hacienda: farm, ranch
cuatrero: stock thief
atraco: bank robbery
héroe: hero
ingresos: income
cuartel general: headquater
campesinos: peasants
viuda: widow
apoyo: support
finca: property
logros: achievements

Verbos

jugar: to play
crecer: to grow up
encabezar: to lead
evadirse: to escape
incrementar: to increase
asentarse: to settle

José Doroteo Arango Arámbula nació el 5 de junio 1878 en el estado de Durango, México. Es más conocido como Francisco Villa o Pancho Villa, y es famoso por el destacado papel que jugó en la Revolución Mexicana.

Pancho Villa creció en una familia de campesinos pobres en uno de las mayores haciendas de Durango. Como el mayor de cinco hijos, dedicó gran parte de su juventud a ayudar a su madre a criar a sus hermanos, sobre todo tras la muerte de su padre.

Huyendo de las colinas de Durango a la edad de 16 años por haber tenido problemas en la hacienda, Doroteo, como se le conocía entonces, se unió a un grupo de bandidos y, finalmente, se convirtió en parte de una de las bandas de delincuentes más famosas de la región, encabezados por Ignacio Parra. Hay pocos registros de la vida de Villa entre los 16 y los 20 años de edad, aunque se cree que pasó la mayor parte de su tiempo como cuatrero, robando los envíos de dinero y cometiendo crímenes contra los ricos. Fue en algún momento de este periodo cuando adoptó el nombre de Francisco Villa, inspirándose en su abuelo, Jesús Villa, para evadir la ley.

A los 20 años de edad, Villa se había trasladado al estado occidental del norte de Chihuahua, donde trabajó intermitentemente de minero, sin dejar de vender el ganado robado y participar en otros delitos. De hecho, en 1899 era buscado por el gobierno de Porfirio Díaz, no sólo por robo, sino también por atraco y asesinato.

Fue en este momento cuando Francisco Villa empezó a ser reconocido como un moderno Robin Hood. Se hizo famoso entre los pobres por escapar hábilmente de los rurales (policía opresiva de la época). De hecho, su reputación de bandido especialista en evadirse de prisión llamó la atención de un grupo de revolucionarios que se alistó en su ayuda. Villa aceptó dirigir un ejército luchando por Francisco Madero, que había prometido importantes cambios para los pobres y las clases trabajadoras. En 1910 Villa y sus hombres bajaron de las colinas, pasando de bandidos a revolucionarios, formando la que fue conocida como la División del Norte, un ejército de miles de personas que incluía un número significativo de estadounidenses.

Aunque la victoria de Madero fue de corta duración, Pancho Villa se hizo más prominente y en los EE.UU. estaba considerado como una especie de héroe popular, seguido ávidamente por muchos periodistas, fotógrafos y cineastas para captar sus actuaciones. Permitir tal participación de los medios resultó ser un método muy eficaz de mantener e incrementar los fondos de la revolución. También generaba ingresos para el ejército mediante la impresión de su propia moneda, que obligaba a la gente a aceptar a la par que los pesos mexicanos. Además, continuó robando bancos y trenes y obligaba a los ricos a conceder préstamos a la causa.

El cuartel general de las fuerzas de Villa estaba en Chihuahua, donde gobernaba como un señor de la guerra, ordenando ejecuciones y aterrorizando a la población. Sin embargo, sus acciones también eran celebradas por muchos, como la división de vastos ranchos propiedad de hacendados ricos (terratenientes) y su distribución entre los campesinos y las viudas y huérfanos de los soldados caídos.

Los hombres y simpatizantes de Villa llegaron a ser conocidos como villistas durante la Revolución Mexicana, entre 1910 y 1920. A pesar de haber ganado una serie de batallas en los primeros años de la revolución, entre 1911 y 1914, Villa fue vencido en 1915 y 1916 por las fuerzas combinadas de Carranza y Obregón. Esto se debió en parte a la retirada del apoyo de los EE.UU.

En 1920, Villa se retiró de la causa y se asentó en la gran finca que le había concedido el gobierno mexicano. Volvió a involucrarse de nuevo en la situación política en 1923 y murió asesinado el 20 de julio, al parecer con la aprobación del Presidente Obregón, aunque hay diferentes teorías sobre esta conspiración. Las palabras que Pancho Villa pronunció al morir parece que fueron: "No me dejen morir así. Digan que dije algo ".

Aunque los logros de Villa no fueron oficialmente reconocidos hasta 20 años después de su muerte, los mexicanos de hoy lo recuerdan como un valiosísimo protagonista de la revolución (junto a otros personajes como Emiliano Zapata) y su nombre sigue cosechando un respeto considerable en todo el país. De hecho, hay una gran cantidad de calles y barrios que llevan su nombre, y ha sido retratado en numerosas películas, aparte de las que él mismo protagonizó entre 1912 y 1916. El filme más reciente que documenta la vida de Pancho Villa es el titulado "Wild Roses, Tender Roses", que está basado en la novela de James Carlos Blake "Los Amigos de Pancho Villa".