Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Cuba » Lugares » Ciudades y Lugares » Santiago de Cuba

Santiago de Cuba

Santiago de Cuba

Vocabulario

Esclavo, -a: Slave
Enriquecimiento, m: Prosperity
Conquista, f: Conquest
Empeño, m: Mission
Testigo, m: Witness
Apoyo, m: Support
Pistoletazo de salida, m: Starting shot
Triunfo, m: Success, victory
Santiaguero, -a: From Santiago de Cuba
Fortaleza, f: Fortress
Cuartel, m: Barracks
Almenado, -a: Crenellated
Tallado/a a mano: Hand carved
Gobernador, -a: Governor

Verbos

Partir: To leave, to depart
Fracasar: To fail
Renacer: To rebirth, to restart
Suponer: To suppose, to mean
Acoger: To welcome
Callejear: To wander, to meander

En el extremo sureste de la isla de Cuba, en plena costa caribeña, encontramos Santiago de Cuba, una ciudad que fue fundada por Diego Velázquez de Cuéllar en 1515, cuatro años antes que La Habana. Santiago fue la primera capital de la isla hasta que la capitalidad se fijó en La Habana en 1556. Fue también la puerta de entrada de una gran cantidad de esclavos africanos importados a Cuba, con lo que ello implica de enriquecimiento intercultural que está en el fundamento del alma cubana.

Hernán Cortés fue el primer alcalde de la ciudad, y desde allí partió hacia el continente para comenzar con la conquista de México. También fue Santiago el punto de origen de la exploración del adelantado Pánfilo de Narváez hacia la Florida, pero a diferencia de lo que le ocurrió a Hernán Cortés, Narváez fracasó en su empeño e incluso perdió la vida en ello.

La ciudad de Santiago de Cuba ha sido testigo de una importante serie de eventos históricos: La Guerra de los Diez Años, que tuvo lugar entre 1868 y 1878, fue la primera confrontación por la independencia cubana frente a las tropas reales españolas. En 1895 renació la lucha por la independencia, en la que la ciudad fue un núcleo importante de apoyo a los nacionalistas. Acontecimientos tan importantes en la historia cubana como la lucha en la Colina de San Juan o la Batalla Naval de Santiago tuvieron lugar aquí.

Más adelante, en 1953, se produjo en Santiago el Asalto al Cuartel de Moncada, comandado por Fidel Castro, acción que, a pesar de fracasar, supuso el pistoletazo de salida de la Revolución. Tres años después, Santiago vio el desembarco del Granma, que acrecentó el potencial de los barbudos de Sierra Maestra, y que supondría el principio del fin del régimen de Fulgencio Batista y el triunfo de la Revolución, que llegó por fin la Nochevieja de 1958. El día de Año Nuevo de 1959 Fidel Castro anunció el triunfo revolucionario desde el balcón del Ayuntamiento de Santiago.

La ciudad de Santiago, como ocurre en tantas otras villas de la isla, acoge una multiplicidad riquísima de estilos arquitectónicos: el colonial, barroco, neoclásico, racionalista, vanguardista, art-decó. Esta mixtura, que le da un aire especial y mágico a la ciudad, encajonada entre la Sierra Maestra y la costa, sólo se puede describir de una manera: eclecticismo.

Para el visitante que haya tomado la sabia decisión de perderse callejeando por esta ciudad de apenas medio millón de habitantes, cabeza del municipio de su mismo nombre, el más poblado de la isla y cuna de la Vieja Trova Santiaguera, Elíades Ochoa, Compay Segundo y de tantos músicos que ratifican que se vea a Santiago como el lugar de nacimiento del son y del bolero, hay algunos lugares emblemáticos que no deben faltar en su itinerario:

Si gusta de la Naturaleza, el visitante santiaguero no puede perderse el Parque Baconao, que con sus 85.000 hectáreas se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad, y que mereció la inscripción de la Unesco en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

Ya dentro de los límites urbanos, debemos rendir visita al Castillo de San Pedro de la Roca del Morro, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1997, y es una fortaleza que se construyó entre 1633 y 1680 y que desde un otero vigila la entrada al puerto de Santiago para protegerla de las incursiones de piratas y bucaneros.

El histórico Cuartel de Moncada, construcción de 1938, acoge entre sus almenados muros un centro escolar y también uno de los museos más importantes del país.

La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, la primera de Cuba, ha visto cómo su aspecto ha sufrido el castigo del tiempo y la historia, pero por suerte se encuentra completamente restaurada. En su interior se puede contemplar el coro, con una sillería espectacular de maderas nobles talladas a mano y un altar en el que se venera a la Virgen de la Caridad del Cobre, cuya Basílica se encuentra también en Santiago de Cuba, y es la patrona del país y el centro de la vida religiosa cubana; en la santería Orisha se la identifica con Oshun. En la cripta de la Catedral se encuentran los restos de Diego Velázquez de Cuéllar, fundador de la ciudad.

Hablando de la figura del fundador de la ciudad, hay que señalar que en Santiago de Cuba se encuentra también la casa más antigua que sigue en pie de toda la isla. Esta edificación no es otra que la Casa de Diego Velázquez, de 1522, que fue la residencia del primer gobernador de Cuba. Esta casa recuerda el estilo andaluz y, desde 1970, es la sede del Museo de Ambiente Histórico de Cuba.

Para terminar no se deben dejar de lado dos celebraciones que son muy importantes en la vida santiaguera: La Fiesta del Fuego, que es un festival cultural internacional que se celebra la primera semana de julio, y el Carnaval, que está considerado como el mejor de todo el país.