Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » Cuba » Lugares » Parques » Parque Nacional Alejandro de Humboldt

Parque Nacional Alejandro de Humboldt

Parque Nacional Alejandro de Humboldt

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt, situado en el noreste de Cuba, fue certificado en 2001 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Vocabulario

Autóctona: Native
Ecosistema de montaña: Mountain ecosystem
Milano: Kite bird
Pájaro carpintero: Woodpecker
Riesgo: Risk
Roedor: Rodent
Caracol pintado: Painted snail
Explotación forestal: Logging
Perjudicial: Harmful, damaging
Senderos: Paths

Verbos

Enfrentarse: To face
Reducir: To lessen, to reduce
Internarse: To go into, to penetrate
Prosperar: To thrive, to prosper
Disfrutar: To enjoy

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt, situado en el noreste de Cuba, fue certificado en 2001 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por diversas razones, entre las que se incluye la increíble variedad de vida animal y vegetal autóctona de la zona y sus ricos ecosistemas de montaña.

Más de mil especies diferentes de plantas hacen de este parque su hogar (incluyendo cinco especies de plantas carnívoras), 343 de las cuales son exclusivas de la región (endémicas). Constantemente se descubren aquí nuevas especies de animales. Lamentablemente muchas de las especies de la región se enfrentan ahora a la amenaza de extinción. Sólo queda un número estimado de entre 50 y 249 ejemplares del hermoso milano cubano mientras que la población de uno de los grandes pájaros carpinteros del mundo, el pájaro carpintero real, se ha reducido de manera tan dramática que no está claro si aún existe hoy en día.

El solenodonte cubano también está en riesgo de extinción. Este roedor endémico de Cuba, República Dominicana y Haití, de 40 a 55 centímetros de largo con saliva venenosa es tan raro que incluso fue considerado extinto hasta que se descubrió uno en 2003. Se le considera un fósil viviente.

La cotorra es sólo una de las 95 diferentes especies de aves identificadas en este parque. Hay 191 diferentes tipos de insectos conocidos, y también el famoso caracol pintado. Las listas de especies registradas está en constante crecimiento, sin embargo nuestro conocimiento sobre la importancia real de las especies que viven en el parque es todavía muy limitado. No se han realizado muchas exploraciones. El parque lleva el nombre de Alejandro von Humboldt, un explorador alemán que estudió el área entre 1800 y 1801.

Históricamente, la gente no se ha internado mucho en el área. Hay poca evidencia de poblaciones precolombinas que hayan entrado en la zona. Incluso hoy en día sólo viven en la región unas 2.000 personas. Algunas de ellas viven a lo largo de la costa en pequeñas comunidades agrícolas. La mayor concentración de pobladores está en Melba, un asentamiento fundado por los mineros que cuenta con tan sólo 400 habitantes. Aún se mantiene una pequeña explotación del níquel. Las explotaciones forestales también ocuparon este área pero fueron prohibidas en 1986.

La densa vegetación de la zona ha ayudado a proteger el parque nacional de los efectos perjudiciales causados ​​por la expansión de los asentamientos humanos. La naturaleza aquí ha prosperado libremente, lo que nos deja hoy con uno de los entornos naturales mejor conservados del Caribe.

El eco-turismo está siendo promovido por el gobierno y recientemente se han abierto senderos por medio de los cuales los visitantes pueden disfrutar de visitas guiadas a los impresionantes paisajes forestales tropicales del parque. Frescos ríos y cascadas de montaña, amplios bosques de hoja ancha, una flora y fauna muy ricas, e incluso la rara oportunidad de ver, con suerte, el último pájaro carpintero del mundo, hacen de éste un parque precioso y emocionante que visitar.