Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Cultura » España » Historia » Descubrimiento de América

1492: El Descubrimiento de América

El Descubrimiento de América

El Descubrimiento de América. En el siglo XV Cristóbal Colón inició la conquista de América llegando por primera vez al continente americano en el año 1492.

Vocabulario

Rumbo: Course, heading
Apoyo: Support
Nave: Ship
Patrocinio: Sponsorship
Mercado: Market
Naufragio: Shipwreck
Creencia: Belief
Encarnación: Personification
Circundante: Surrounding
Rescate: Ransom

Verbos

Desembarcar: To go ashore
Conquistar: To conquest
Descubrir: To discover
Facilitar: To make easier
Detener: To arrest

En el siglo XV Cristóbal Colón, que había leído mucho de la literatura geográfica y teológica de su tiempo y tenía una extensa experiencia marítima, creía que podía seguir un rumbo hasta Asia hacia el oeste a través del Atlántico. Al no obtener respaldo para su proyecto en Portugal, decidió trasladarse a España, donde las favorables circunstancias políticas y la buena fortuna lo llevaron ante los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, que dieron su apoyo a la iniciativa.

Colón tomó el mando de tres pequeñas naves, dos carabelas y una nao, llamadas La Pinta, La Niña y la Santa María y después de un largo y casi interminable viaje desembarcó en una isla del Caribe, Guanahani, que fue rebautizada como San Salvador y que hoy forma parte de las Bahamas. Así comenzó la conquista española de América.

El informe que se publicó del viaje de 1492 fue ampliamente difundido y Cristóbal Colón cosechó un amplio reconocimiento en Europa, lo que le aseguró el título de Almirante de la Mar Oceana. Y lo que resulta más importante aún, le permitió obtener mayor patrocinio real y así armar tres expediciones más al Caribe (aunque Colón seguía creyendo que había llegado a Asia, lo que está en el origen del uso de Las Indias como nombre de los nuevos territorios descubiertos hasta la aceptación del nombre de América).

Los imperios Azteca en México y el Inca en Perú fueron conquistados por España en el siglo XVI, por Hernán Cortés y Francisco Pizarro, mientras que los territorios al norte, que con el paso del tiempo llegarían a formar los EE.UU. fueron explorados por Hernando de Soto y Álvaro Núñez Cabeza de Vaca.

Este último viajó extensivamente a través del este y centro de lo que hoy son los Estados Unidos durante tres años, llegando a la región que ocupa en nuestros días Chicago, con la esperanza de cruzar el mar hasta la China, considerada en aquellos tiempos como el mejor mercado del mundo.

Su viaje desde Florida hasta el Golfo de México se encuentra maravillosamente descrito en su cuaderno de bitácora, bajo el título de “Naufragios, que también relata sus experiencias y zozobras durante el viaje. Él y otros cinco hombres habían estado sobreviviendo como nativos en lo que hoy ocupan Texas, Nuevo México y Arizona. A principios de 1536 se encontraron con un grupo de soldados españoles que formaban parte de una expedición esclavista en el norte de México, y para julio habían llegado a la ciudad de México.

El territorio mexicano había sido conquistado por Hernán Cortés. El pueblo azteca creía que Cortés era la encarnación de su dios de piel blanca Quetzalcoatl, una creencia que facilitó enormemente la conquista de todo un imperio con la única fuerza de un grupo de 150 hombres. Las naves españolas habían arribado a la costa en la Villa Rica de la Vera Cruz en febrero de 1519, y en el mes de noviembre, al mando de Cortés, los españoles entraron en Tenochtitlán, capital del imperio azteca, y detuvieron al emperador azteca Moctezuma. En dos años, Cortés había derrumbado completamente el Imperio Azteca, asegurándose el control de Tenochtitlán y de sus territorios circundantes, ruinas sobre las cuales está situada la actual Ciudad de México.

En 1532, el Imperio Inca fue conquistado por Francisco Pizarro, cuyos hombres secuestraron al emperador Atahualpa, pidiendo a cambio de su vida un rescate de oro y plata, y una vez pagado, sin embargo, Atahualpa fue asesinado.