Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Recursos Linguísticos » Abecedario » La letra C

Letra C

Letra C

CE. Consonante interdental sorda (ce/ci); también representa la consonante velar sorda (ca / co/ cu)

Origen gráfico:
De la C latina, que se derivaba del gimel fenicio

Ejemplo de uso:
Caballo

La C en Español

C, tercera letra del alfabeto español y de las lenguas romances. Su nombre es ce. El signo procede de la C latina, al redondear la letra griega Γ, gamma, que se derivaba de un símbolo fenicio llamado gimel o camello, éste a su vez procedía de un símbolo egipcio.

La C del latín arcaico se pronunciaba de dos formas, una semejante a la actual ga, gue, gui, go gu, que desapareció en la época clásica, y la otra la equivalente a ca, y su serie, que se transmitió a las lenguas románicas. Desde el siglo XVI la letra c representa en español dos sonidos: El primero es el de ‘cama’, ‘copa’, ‘cuna’, ‘clima’ y ‘cráneo’. Aparece en todos los pueblos que hablan español.

Se produce al aproximar la parte posterior de la lengua al velo del paladar y al hacer salir el aire por medio de una pequeña implosión, y sin que vibren las cuerdas vocales. Este sonido es el que tiene la letra C ante las vocales a, o, u, ante las consonantes l y r y en las zonas no seseantes cuando lleva una consonante detrás, como en la palabra ‘pacto’.

El otro sonido es Z, que se produce al aproximar la parte anterior de la lengua a los incisivos superiores, al hacer salir el aire rozando por esa barrera y cerrar el velo del paladar sin que vibren las cuerdas vocales; es el correspondiente a la C de ‘cena’ y ‘cine’. En casi todos los países americanos que hablan español y en algunas zonas de España, la C de ‘cena’ y de ‘cine’ tiene el mismo sonido que la S. A esa forma de pronunciar la C se la conoce como seseo.

En español la letra C se combina con la letra H para formar el dígrafo CH, que se lee como che. Representa el sonido producido por el contacto de los bordes de la lengua con los del paladar, juntándose primero y separándose después, el aire sale pasando por esa barrera, rozando y explotando, se cierra el velo del paladar y no vibran las cuerdas vocales. Este signo es el de palabras como ‘chocolate’ y ‘corcho’, con algunas variedades dialectales en los diversos países que hablan español.