Usamos cookies para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web. Cookie Más información

Inicio » Recursos Linguísticos » Literatura Española » Biblioteca » Octavio Paz

Octavio Paz

Octavio Paz

Octavio Paz es uno de los escritores mexicanos más importantes, uno de los representantes de la llamada post vanguardia y es uno de los autores más prolíficos de la literatura, ya que su obra abarca varios géneros: poesía, ensayo y traducciones, entre otros.

Octavio Paz nació en 1914 en México D.F. y comenzó su educación en Estados Unidos, a donde se había mudado su familia siendo él niño. Su educación la completaría en Ciudad de Méjico, donde ingresó en el Colegio Francés-Morelos.

Con 19 años ya empezó a labrarse una reputación como uno de los poetas más prometedores de México. Durante las décadas de los años 20 y 30, Octavio Paz descubrió a los poetas europeos, y entre ellos a los españoles Antonio Machado, Gerardo Diego y Juan Ramón Jiménez.

En 1937 Octavio Paz terminó sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México y se trasladó a Yucatán para trabajar. Allí entró en contacto con los problemas del campesinado y su conflicto con la sociedad capitalista. Esta experiencia le inspiró el poema Entre la piedra y la flor (1941). A pesar del tema social del poema, Paz busca profundizar en lo más profundo del ser humano. Enraíza con los problemas primordiales de las relaciones entre el sujeto y la naturaleza a través de un lenguaje simbólico.

Octavio Paz viajó por España durante la Guerra Civil, apoyando al bando republicano. Las desgracias de la guerra le influyeron en su obra posterior. Posteriormente daría una visión angustiada de las condiciones de vida de España y de su país natal, Méjico. Después estuvo en la Universidad de Berkeley, y en esa época comenzó una carrera diplomática que lo llevaría por varios países: EE.UU., Francia e India.

En 1950 publicó su ensayo más importante sobre la esencia del ser mexicano: El Laberinto de la Soledad. En este ensayo estudia todas las actitudes de su gente para comprender dicha esencia. Llega hasta las raíces de su pueblo y descubre las conexiones culturales ocultas de Méjico.

En 1968, y mientras ejercía sus funciones diplomáticas en La India, Octavio Paz recibió las dramáticas noticias de lo que estaba ocurriendo en su país, donde un grupo paramilitar y el ejército mejicano provocarn la matanza de Tlatelolco. En este momento, Octavio Paz decidió abandonar su trabajo como diplomático en señal de protesta.

En 1990 recibió el Premio Nobel de Literatura.

Paz denunció repetidamente las violaciones a los derechos humanos de los regímenes comunistas, lo que le produjo ser mal visto por la izuquierda universitaria, pero su posicionamiento frente a los regímenes capitalistas neoliberales no fueron menos polémicas. El 19 de abril de 1998 Octavio Paz murió en Ciudad de México. La casa donde falleció (La Casa Alvarado) fue la sede de la Fundación Octavio Paz durante un tiempo y en ella se encuentra, en la actualidad, la Fonoteca Nacional.