Clases online

¡don Quijote está online! Nos reinventamos para ofrecer a nuestros estudiantes clases grupales online y tutorías one-to-one desde cualquier parte del mundo:

Matrícula gratis | E-book gratis | Horarios de mañana y de tarde | Profesores cualificados | Cursos para todos los niveles comenzando cada lunes

¡Apúntate a uno de nuestros cursos online y recibe un descuento especial para tu viaje lingüístico en 2020!

Más información

Nuestras escuelas en España están preparando una temporada de verano llena de sorpresas mientras esperan a reabrir sus puertas en las próximas semanas. Y, por supuesto, todas las escuelas don Quijote en México, Costa Rica y Ecuador permanecen abiertas y funcionando a toda máquina.

La Navidad en España

Las Navidades españolas empiezan de una manera peculiar y no-oficial el día 22 de diciembre, con la Lotería de Navidad.

LA NAVIDAD EN ESPAÑA

Entre el 24 de diciembre y el 6 de enero se celebra en toda España lo que conocemos como la Navidad. Son unos días en los que se busca, sobre todo, la felicidad, la alegría y la armonía familiar, aunque no siempre se consiga.

Es una época que mezcla tradiciones religiosas con tradiciones paganas. El 25 de diciembre es el día de Navidad por excelencia, que tiene su origen en el nacimiento del Niño Jesús según la tradición católica. En cambio, el 31 de diciembre se celebra la Nochevieja, la despedida del año que acaba y la bienvenida del año que entra. Pero como las fiestas no acaban aquí, el 6 de enero es el día de Los Tres Reyes Magos.

Llegados a este punto, vamos a ver con más detalle las Navidades españolas.


LA NAVIDAD EN ESPAÑOL


Aunque la fecha oficial sea el día 24, todo el mundo sabe que ha llegado la Navidad el 22 de diciembre. Es el día en el que se celebra el gran sorteo de la Lotería Nacional. Desde meses antes, muchísima gente va comprando su décimo de lotería para esperar a que los niños que van cantando los números y los premios digan el suyo con una gran cantidad de dinero.

Desde este momento, tanto a los que les ha tocado la lotería como a los que no, todos saben que ha llegado la Navidad y empiezan a ultimar los preparativos para celebrar estas fiestas.

El día 24 se festeja la Nochebuena, una celebración generalmente familiar. Normalmente, todos los miembros de una misma familia se reúnen esa noche alrededor de una cena copiosa, llena de carnes, vinos y de alimentos que no se comen durante el resto del año y con una gran cantidad de dulces para el postre.

Para los más creyentes, esa noche no acaba con la cena, sino con la Misa del Gallo que se celebra tras la cena. Es el momento en el que se celebra el nacimiento del Hijo de Dios cantando los famosos y tradicionales villancicos con zambombas, panderetas y guitarras.

En muchas casas, especialmente en las que hay niños, esta noche tiene algo todavía más interesante. Es la noche en la que Papá Noel les lleva regalos a todos los que se han portado bien. En el País Vasco es el Olentzero el que deja los juguetes y en Cataluña y en Aragón es el Tió de Nadal.

Como era de esperar, la Navidad solo acaba de empezar. El día 25 de diciembre es el verdadero día de Navidad.

A pesar de la copiosa cena de Nochebuena, el día de Navidad se vuelve a reunir la familia para comer, pero no como la noche anterior. Especialmente en las familias en las que hay niños pequeños, este día se utiliza para poner en común los regalos que Papá Noel ha ido dejando en cada una de las casas. Las calles se llenan de niños probando sus patines o sus bicis nuevas y de coches radiocontrol.

Desde Navidad hasta fin de año todavía hay tiempo para celebrar más fiestas. Y es que, el 28 de diciembre se celebra el día de los Santos Inocentes. Es otra tradición católica que se ha ido adaptando a la sociedad de nuestros tiempos. Actualmente, ese día es el que se utiliza en España para gastar pequeñas bromas o inocentadas a la gente que hay alrededor. Ese día, oigas lo que oigas y veas lo que veas, es probable que no sea cierto y que alguien te esté tomando el pelo.

Y, por fin, llegamos al 31 de diciembre, al último día del año. Mientras que Nochebuena es una fiesta fundamentalmente familiar, Nochevieja es para celebrarla con los amigos.

Después de cenar y de pasarlo bien durante un buen rato, justo antes de que el reloj marque la medianoche todo el país se prepara para recibir el nuevo año. La gente se reúne en las plazas o en las casas para tomarse las “12 uvas de la suerte”. Justo durante los últimos 12 segundos del año, se toman 12 uvas para que la buena suerte esté de nuestro lado durante todo el año que comienza.
Desde que el reloj marca la medianoche, comienza el nuevo año y la gente sale a celebrarlo por todo lo alto. Por esto, para muchos el día 1 de enero es un día para dormir hasta tarde y recuperarse de la larga noche anterior.

Pero la Navidad continúa varios días más.

El 5 de enero es un día de muchos nervios para los más pequeños de las casas. Durante toda la tarde, en cada ciudad salen a desfilar las grandes carrozas de las cabalgatas en las que, además de músicos, artistas o gente disfrazada, están los Tres Reyes Magos saludando a todos los niños de la ciudad. Después de la cabalgata, las familias vuelven a casa para que los niños cenen pronto y puedan dejar sus zapatos recién limpios en el salón. Solo de esta forma, durante la madrugada, los Tres Reyes Magos podrán llegar a la casa y saber dónde dejar los regalos de cada uno de los miembros de la familia.

Con todo esto, la mañana del 6 de enero todos los niños se levantan temprano de sus camas para ir ilusionados al lugar en el que la noche anterior habían dejado sus zapatos y así descubrir los regalos que les han dejado sus majestades los Reyes Magos de Oriente.

Lo único malo de la tarde del 6 de enero es que los niños ya saben que se acaban las vacaciones y que va a empezar el colegio de nuevo, los mayores recuerdan que van a tener que regresar a la rutina y, poco a poco, todo va volviendo a la normalidad… hasta las próximas Navidades.