Clases online

¡don Quijote está online! Nos reinventamos para ofrecer a nuestros estudiantes clases grupales online y tutorías one-to-one desde cualquier parte del mundo:

Matrícula gratis | E-book gratis | Horarios de mañana y de tarde | Profesores cualificados | Cursos para todos los niveles comenzando cada lunes

¡Apúntate a uno de nuestros cursos online y recibe un descuento especial para tu viaje lingüístico en 2020!

Más información

Nuestras escuelas en España están preparando una temporada de verano llena de sorpresas mientras esperan a reabrir sus puertas en las próximas semanas. Y, por supuesto, todas las escuelas don Quijote en México, Costa Rica y Ecuador permanecen abiertas y funcionando a toda máquina.

La Tomatina en Buñol

La Tomatina en Buñol es una lucha en la que la gente se divierte con toneladas de tomates en el este de España.

A tan solo 30 kilómetros de Valencia se encuentra Buñol, cuya fama se debe a una curiosa costumbre de sus habitantes: la Tomatina, la mayor batalla de tomates del mundo. Esta encantadora ciudad entra en erupción en una encarnizada batalla campal de lanzamiento de tomates el último miércoles de cada agosto.

LA FIESTA DE LA TOMATINA

La “batalla” se celebra en el transcurso de una semana en la que tienen lugar diferentes actividades y celebraciones previas que culminan con la monstruosa batalla de tomates que da fin a las fiestas.

Durante la semana previa a esta batalla, los 9.000 habitantes de Buñol ven cómo su ciudad se duplica en tamaño. Toda una semana de desfiles, fuegos artificiales, comida y fiestas en la calle hacen de esta ciudad el centro de atención en España. La noche antes de la Tomatina, las estrechas calles medievales empiezan a llenarse con el olor de los tomates.

La madrugada del último miércoles del mes de agosto, los comerciantes y dueños de negocios a lo largo de la Plaza Mayor se dedican a cubrir las ventanas y las puertas para prepararse para todo lo que está por llegar. Los camiones retumban por las calles empedradas y llegan a la plaza dispuestos a descargar su botín de tomates para que la multitud pueda usarlos como munición. Como muchas fiestas, La Tomatina comienza con el sonido de unos cohetes que permite a la gente saber que es hora de empezar a tirar. En la parte trasera de los camiones, algunos vecinos descargan los tomates y van arrojando algunas de las 120 toneladas.

Pronto, las calles se inundan de semillas, pulpas y tomates que, poco después, dejarán las calles impecables, gracias a la acidez de los tomates, tras haber sido lavadas con mangueras de agua. Esta locura se produce exactamente durante una hora, hasta que se termina de la misma manera con la que se inició: con el sonido de un cohete.

Si quieres visitar la Tomatina, ten en cuenta que ahora hay un límite para el número de participantes (20.000), por lo que deberás reservar tu pase con antelación. Pero te avisamos, si quieres participar en la Tomatina y echar fotos para llevarte a casa ¡ten cuidado!, todos lanzarán tomates a tu cámara.

PARA SABER MÁS:

  • Se celebra el último miércoles de cada mes de agosto.
  • No tiene significado político o religioso, es solo diversión.
  • Hay unos 20.000 participantes de todo el mundo.
  • Se utilizan alrededor de 120.000 kilos de tomates.
  • Después de la batalla, te puedes lavar los pegotes a manguerazos en el río, donde la ciudad instala duchas públicas.
  • Sorprendentemente, solo el 8% de los participantes son españoles. Los países con más "tomateros" son Australia, Japón, Gran Bretaña y EE.UU.