La Comida en España

Información sobre la gastronomía española y sus principales platos y recetas; el gazpacho, el jamón ibérico, la paella y mucho más.

Hay una frase en inglés que habrás oído a menudo en España que dice: Spain is different (España es diferente). El tiempo que vivas aquí, descubrirás realmente lo que esta frase significa de las formas más dispares. Pero, quizá, las curiosidades más inmediatas para muchos turistas están relacionadas con las costumbres culinarias españolas.

Desde el momento en el que te bajes del avión y vayas caminando por el aeropuerto, te encontrarás con varios bares y restaurantes de estilo español. De hecho, en 2010 salió un estudio realizado por La Caixa que decía que en España hay una media de 1 bar por cada 129 españoles. De esto podemos deducir algo muy simple: la bebida y la comida son parte muy importante de la cultura española.

Una cosa que los extranjeros deben tener en cuenta es que en España la mayoría de bares son restaurantes y viceversa. Se utilizan como puntos de encuentro, como lugares sociales, como sitios para jugar, ver partidos de fútbol, tomar un café, beber, comer, salir de fiesta o cualquier otra excusa siempre es buena, lo que explica por qué hay tantos bares. Un bar típico tendrá siempre una buena variedad de pinchos o tapas que varían en cada región y que, normalmente, llevan un descuento o están incluidos en tu bebida. Y como buena parte de los bares también son restaurante, la mayoría ofrecen un menú diario (compuesto por 3 platos con un precio fijo), platos combinados (un plato con varios alimentos) y raciones (aperitivos grandes) que normalmente se comparten entre todo el grupo para comer o cenar. Por supuesto, otra opción frecuente es irse de tapas/pinchos, lo que consiste en ir de bar en bar disfrutando de un pincho o de una tapa en cada uno hasta que estés saciado.

De este tipo de cocina puedes esperar que sea llamativa para unos y encantadora para otros. Sin embargo, hay un adjetivo que categoriza a la mayoría: mediterránea. Los españoles están orgullosos de su dieta mediterránea y a menudo hablan de cómo tienen la mejor comida y más sana del mundo. La cocina mediterránea se caracteriza por su gran número de ingredientes con platos basados en frutas, verduras o legumbres, abundante pan, pasta, arroz y otros cereales, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, ajo, pescado, marisco, varios tipos de carne, queso, yogur y, por supuesto, vino. Esta dieta sana y variada, que tradicionalmente se encuentra alrededor del mar Mediterráneo, está considerada como una de las más saludables del mundo.

Lo siguiente que descubrirá un turista rápidamente es que los españoles tienen sus propias horas para comer y que son completamente distintas a las del resto de países. Es importante recordar esto cuando planifiques tus actividades. El desayuno en la cultura española es fácilmente la comida menos importante del día, ya que se retrasa hasta las 10.00. Muchos españoles se saltan el desayuno, pero si tienen que hacerlo lo normal es que tomen algo ligero y simple como café, chocolate caliente o un zumo exprimido acompañado por un croisant, pastas o tostadas con jamón o tomate. Otro desayuno tradicional que normalmente verás en los bares son los churros, buñuelos fritos españoles con azúcar. Después de un desayuno ligero, desde las 10.30 hasta mediodía encontrarás los bares llenos de trabajadores haciendo su pausa del café y disfrutando de una bebida y un pequeño aperitivo que les ayuden a seguir hasta la hora de comer.

La comida es el momento más importante del día, que generalmente consiste en varios platos con un primero ligero como sopa o ensalada, un segundo plato más fuerte como carne o pescado y, de postre, fruta o dulces, seguidos de un café o de un chupito de algún licor tradicional. Toda la comida está siempre acompañada de pan, vino y agua. La comida y la famosa siesta se dan entre las 14.00 y las 16.00. Por esto, avisamos a todo el que quiera visitar España que haga su plan teniendo en cuenta que la mayoría de las tiendas y establecimientos cierran durante estas horas para que sus trabajadores se puedan ir a comer a casa. A pesar de que existe esta pausa, el tiempo de la famosa siesta pocas veces se utiliza para dormir, sino que se utiliza para ir de un lugar a otro, ya que la gente cada vez vive más lejos de su lugar de trabajo.

Como consecuencia de esta pausa a mediodía, muchos trabajadores no llegan a sus casas después de trabajar hasta las 20.00. Normalmente, este es el momento de tomar la merienda para poder aguantar hasta la hora de cenar. La cena, muy parecida a la comida pero algo más ligera, se sirve tarde en España, entre las 21.00 y las 22.00. En verano, es habitual ver a los españoles cenando incluso ¡hasta medianoche! Desde el momento en el que te acostumbres a estos tiempos y a estas costumbres, estarás preparado para descubrir la gran diversidad de la cultura gastronómica española.